Un edificio sagrado en Jalisco
Esta capilla de 177 metros cuadrados fusiona lo material y lo espiritual en un espacio armonioso que invita al silencio y la contemplación.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/25/edificio_sagrado_mexico_8787_615x.jpg

Arquitectura: Di Vece Arquitectos

El concepto de la Capilla Filamentario es crear un esquema procesional, un recorrido perimetral que propicie la paz para el culto religioso; el esquema tradicional, axial y finito se invierte para crear una procesión que en su recorrido toma al altar como el centro de la composición”, comentó el arquitecto Paolino Di Vece Roux, quien trabajó en este proyecto con el artista Francisco Morales Dufour.

En Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, la localización de la capilla en un terreno inclinado dio la oportunidad al equipo de Di Vece Arquitectos de acercarse al concepto de dualidad entre la ausencia y la presencia, entre el hecho de construir y de excavar para dar vida al edificio. “Es como un hallazgo arqueológico que nos obliga a hacer un trayecto descendente que se ve premiado con la sorpresa de acceder por la espalda para mantener la cruz atrial como el eje del proyecto”, comentó Di Vece Roux.

La paleta de materiales y de colores es sobria y las líneas arquitectónicas son depuradas, lo que permite enfocarse en lo esencial, evitando cualquier distracción inútil con el fin de crear un remanso de paz absoluta.

La luz natural entra de manera suave y poética en el interior y resalta la arquitectura simple pero visualmente poderosa. El altar ocupa el centro geométrico del proyecto, al pie de la cruz atrial –en vez de ubicarse al final de la procesión, como ocurre tradicionalmente—. Para el arquitecto Paolino Di Vece Roux, se trata de una manera de “reforzar el carácter místico de la complementariedad volumétrica y convertir así la cruz en el culmen y el origen de todas las dualidades”.

En esta capilla, tanto en el interior como en el exterior –que se conectan–, la noción de dualidad y de equilibrio se fusionan de manera constante, suave y natural.