La historia de la famosa Mansión Playboy en Los Ángeles

La residencia oculta más secretos en su arquitectura de los que te imaginas.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/38/arquitectura_7961_615x.jpg

Las fiestas de la Mansión Playboy son tan legendarias como su dueño, Hugh Hefner. Pocos recuerdan que la fama de éstas iniciaron en una fabulosa mansión en Chicago, Illinois. La residencia que también funcionaba como sede de la revista Playboy, fue adquirida en 1959 por $400,000 USD. Su arquitectura de finales de 1800s la convertía en una de las joyas de la zona, por lo que para incluir una piscina en sótano, Hefner tuvo que pedir permiso a la administración de la ciudad. Este original detalle y otros complementos con la mejor tecnología de la época, la convirtieron en una mancave por completo, donde se reunían las celebridades top del momento.

Leer más: Los hogares de las divas del "old Hollywood".

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/38/arquitectura_4888_2275x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/38/arquitectura_7070_3000x.jpg

Sin embargo, con la consolidación de Hollywood como el centro del entretenimiento e impulsado por la modelo Barbi Benton, Hugh mudó su hogar y medio a la costa californiana. Esto dio un inicio a un paulatino abandono de la mansión original, que pasó de dormitorios para estudiantes del School of the Art Institute of Chicago a lujosos condominios, que actualmente cuentan con inquilinos.

La segunda residencia en Holmby Hills, es probablemente el espacio más icónico de la marca Playboy y una de las joyas arquitectónicas de principios de siglo XX en Los Ángeles. Su diseño que mezcla el estilo gótico con el tudor, fue creado por Arthur R. Kelly en 1927 para el magnate Arthur Letts, Jr. El peculiar complejo está integrado por una residencia principal con 29 habitaciones, una sala de proyecciones, sala de juegos y sauna; mientras que en el exterior se encuetra un zoológico, aviario, numerosas grutas entre las psicinas, canchas de tennis y basketball, una pequeña huerta y arboleda.

Leer más: Hospédate en la exhuberante residencia de Gianni Versace.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/38/arquitectura_363_3000x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/38/arquitectura_4159_3000x.jpg

La casa fue adquirida en 1971 por $1.1 milliones de dólares y funcionó por más de cuarenta años como la sede de Playboy y hogar de Hefner. Durante los años el terreno tuvo varias modificaciones y adiciones, sin embargo, la propiedad demanda un constante mantenimiento por lo que varias áreas fueron vendidas a través de los años.

Oficialmente, la Mansión Playboy se vendió en 2016 por $100 millones de dólares al magnate y vecino de la vivienda, Daren Metropoulos. Como parte del acuerdo, a Hugh se le permitió permanecer en la casa hasta su fallecimiento, que ocurrió en septiembre de 2017. Una vez que Metropolus tomó posesión de la vivienda, él pensaba demoler la casa, no obstante, la alcaldía de Los Ángeles lucho por su preservación, por lo que ahora todo el complejo será restaurado a su antigua gloria.

La mansión recientemente fue prestada al director Quentin Tarantino para su película Érase una Vez en Hollywood, quien se encargó de replicar el aura original de la edificación.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.