La Bauhaus sin filtros, Antonio Toca nos revela todos los detalles de la escuela

El arquitecto y miembro del Consejo Editorial de AD, analiza a profundidad la mítica historia de la institución.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/14/antonio_9863_615x.jpg

En Google, la palabra Bauhaus tiene 14,770,000 referencias. Es sorprendente que una escuela de diseño que funcionó durante 14 años (de 1919 a 1933), que sólo formó cerca de 1,300 estudiantes; que tuvo tres directores y que fue clausurada tres veces, tenga aún tal importancia. En 1919 la Bauhaus comenzó con 40 estudiantes, y para 1929 tenía 170; por eso, al clausurarse definitivamente en 1933, parecía condenada al olvido. Sin embargo, paulatinamente se le convirtió en un fenómeno mediático que ha tenido una enorme difusión; y su influencia ha sido importante en muchas escuelas de diseño a nivel mundial.

La Bauhaus ha dado nombre a tres archivos sobre su historia -uno en Weimar, otro en su edificio en Dessau, y en Berlín; a museos; a una Universidad en Weimar y otra en la ciudad de Puebla; a múltiples exposiciones y publicaciones; a una banda inglesa de rock; a una tipografía; a tiendas de decoración o servicios; a muebles, lámparas, obras de arte y textiles; y a un servicio electrónico de consulta en bauhaus-online.de

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/14/tipografias_escuela_bauhaus_diseno_tipografias_4184_2275x.jpg

Ante la importancia de este fenómeno, es necesaria la mayor objetividad posible para mostrar una experiencia que ciertamente fue valiosa, pero que hay que ubicar objetivamente. Como en todas las organizaciones humanas la vida de la Bauhaus dependió de su tiempo -el conflictivo contexto económico, social y político de la Alemania entre las dos guerras mundiales; del lugar -las ciudades de Weimar, Dessau y Berlín; y de la gente -sus tres directores, el grupo de maestros y estudiantes que la conformaron, y la sociedad alemana que la apoyó o la rechazó.

Sobre la Bauhaus se han escrito muchos libros, tantos que resulta difícil formarse una opinión objetiva sobre su verdadera importancia. Sin embargo, la investigación sobre los antecedentes, evolución, desarrollo e influencia indudable de esta escuela, actualmente permiten una mejor comprensión sobre su agitada y controvertida historia.

Leer más: Las tipografías de la Bauhaus.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/14/edificios_iconicos_bauhaus_escuela_centenario_diseno_arquitectura_5748_3000x.jpg

Parece lógico que todas las publicaciones que se han hecho sobre el desarrollo de la Bauhaus sólo se refieran a los eventos, personajes y artefactos de la escuela. Sin embargo, esa simplificación no ha permitido relacionar su evolución con la grave situación de Alemania en esa época de crisis económica, inestabilidad social y violencia, que determinó la conflictiva historia de las escuelas de arte y de diseño, incluida la Bauhaus. Basta analizar el periodo entre los años 1919-1933, que fue el mismo que tuvieron la República de Weimar y la Bauhaus, y que coincidió también con el surgimiento y llegada al poder del Partido Nacional-Socialista, para entender la difícil situación que se vivió en esa época. Además, es muy importante considerar que el funcionamiento de la Bauhaus se realizó entre las dos guerras mundiales, en las que Alemania fue derrotada y destruida, y los documentos de la Bauhaus que se lograron preservar en los archivos de Weimar y Dessau quedaron en Alemania Oriental, y durante muchos años no se pudo consultar esos documentos.

Debido a esas dificultades la interpretación que se publicó sobre la Bauhaus fue sólo la versión de su primer director Walter Gropius, la de sus fieles discípulos y la de sus apasionados propagandistas, quienes se encargaron de “evangelizar” al mundo con su visión de los hechos. Esa versión se impuso y en muchos sentidos sigue siendo la historia “oficial” de la Bauhaus.

Leer más: 10 edificios icónicos de la BAUHAUS.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/14/bauhaus_5642_3000x.jpg

Sólo después de la publicación reciente de algunos libros e investigaciones, se ha podido tener una perspectiva distinta, más objetiva, que ha revelado los antecedentes, influencias y disputas que se desarrollaron en la Bauhaus. Como toda historia, se admita o no, la de la Bauhaus está llena de luz y oscuridad; de eventos o de figuras mitificadas. Curiosamente, las versiones oficiales presentan un panorama que no sólo es triunfalista, sino en las que se escogieron héroes y villanos. Sin embargo, al consultar algunas investigaciones más objetivas se hace evidente que la realidad fue muy diferente. Fue una época difícil y terriblemente conflictiva en Alemania, en la que surgieron numerosas experiencias -de las cuales la Bauhaus no fue la única.

La Bauhaus fue convertida paulatinamente en un fenómeno mediático, porque se dio una situación que no se repitió en otras escuelas alemanas de la misma época. Después de su clausura definitiva dos de sus directores emigraron a Estados Unidos, seguidos por un grupo de dóciles discípulos, que difundieron su interpretación de la historia de la Bauhaus. Al estallar la guerra en 1939, los recién emigrados evitaron cualquier referencia sobre su pasado político en Alemania; y esa ambigüedad permitió que el público norteamericano asumiera que habían sido anti-nazis. Además, con la ayuda de poderosas instituciones y personas igualmente influyentes, se organizaron exposiciones y publicaciones que dieron una versión adecuada a los intereses de ese grupo. Se eliminaron así conflictos, personajes e influencias que condicionaron el desarrollo de la Bauhaus. Ese proceso de difusión se realizó en muy poco tiempo (1938-1968) y convirtió a la Bauhaus en un verdadero mito; una versión atractiva, simplificada y fácil de asimilar por el público.

Leer más: Spinning Triangles, una nueva escuela de diseño al estilo de la mítica Bauhaus.

Por eso, es necesaria una versión diferente de la Bauhaus que se apoye en documentos y textos que permitan construir una interpretación más actualizada de la evolución de una escuela que ciertamente tuvo grandes aciertos, pero también conflictos y fracasos que marcaron su evolución. Además, hay que situarla en esa época y en numerosos conflictos políticos y sociales que explican su desarrollo, sus dificultades y sus clausuras.

La Bauhaus no fue ni la única escuela de diseño en Alemania, ni la culminación del diseño moderno, como se ha divulgado hasta su mitificación. Fue una de las numerosas escuelas europeas que durante el primer tercio del siglo XX transformaron la enseñanza del diseño.

A 100 años de su fundación hay nuevas evidencias que amplían y detallan la historia de la Bauhaus con más objetividad. Una historia llena de luz y oscuridad como la realidad misma. Historia que, como en la ópera, el teatro, o las sinfonías clásicas, tuvo un preludio y tres actos; una trama de intrigas y un desenlace trágico -Wagneriano- parecido al ocaso de los dioses.

Leer más: Una propuesta de diseño tropical muy BAUHAUS.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.