Vivir en PAZ en la PLAYA
En esta casa en Puerto Los Cabos, el equilibrio entre carácter lujoso y sensación relajada prevalece.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/47/cabos1_4577_615x.jpg

Arquitectura: Abax

Despertar con el sonar de las olas, admirar un paisaje costero y tener una playa de arena blanca a sólo unos pasos de la casa es un sueño difícil mas no imposible de alcanzar. En Puerto Los Cabos, San José del Cabo, se volvió realidad, gracias a la construcción de 13 residencias privadas del Ritz-Carlton. En esta zona privilegiada, el equipo del despacho mexicano Abax —fundado en 1982 y liderado por el arquitecto Fernando de Haro en conjunto con sus socios Jesús Fernández, Bertha Figueroa y Pablo Blasco, con sede en la Ciudad de México y con una oficina en San José del Cabo—concibió una de estas 13 casas que, además de ser totalmente independiente, cuenta con el servicio del hotel. Para los miembros de Abax, fue esencial “integrar la función, la forma, el espacio y el orden de los diferentes elementos arquitectónicos”.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/47/cabos2_9900_1800x.jpg

A través de este proyecto en San José del Cabo y construido en mil 250 metros cuadrados, los arquitectos del despacho dieron vida a esta filosofía de trabajo. Una agradable área verde da la bienvenida a los habitantes y visitantes de la morada, e invita a descubrir los distintos ambientes diseñados en el interior. Al entrar, encontramos un patio lounge (amueblado con una chimenea que brinda calidez) que conduce a las habitaciones y al media room. Por su parte, la sala-comedor que se abre completamente hacia la terraza ofrece vistas sublimes hacia el mar. Los amplios ventanales del espacio principal otorgan una sensación de amplitud y conexión con el paisaje circundante sin precedentes. La selección de materiales locales con tonos desérticos permite integrar el proyecto en su contexto. La terraza y la alberca se extienden hacia el jardín y luego hacia la playa y el mar, cuyo horizonte parece ser infinito.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2017/47/cabos4_9900_1800x.jpg

“La fluidez del espacio es uno de los conceptos de diseño de este proyecto más importantes, donde el interior y el exterior se unen para ser un solo espacio”, comentaron los arquitectos de Abax. Gracias al hecho de que no hay desniveles y que la casa se organiza en un solo piso, los usuarios pueden desplazarse fácilmente y sentir esta unión permanente entre todos los espacios interiores y, sobre todo, con las áreas exteriores. La piedra y la madera, que fueron empleadas tanto en la arquitectura como en el diseño interior, son discretamente elegantes, fusionándose con los colores que se aprecian en el exterior. Las piezas de mobiliario son confortables y adaptadas a un estilo de vida costero. En este paraíso de playa se aprende a vivir con calma, y a tomar el tiempo necesario para observar, pensar y descansar. Es un verdadero santuario para desconectarse del cotidiano frenesí de la ciudad.