¿Por qué es tan importante la catedral de Notre Dame?

La capital francesa podría perder uno de sus iconos arquitectónicos.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/16/importancia_catedral_notre_dame_paris_francia_4611_615x.jpg

La catedral de Notre Dame (Nuestra Señora) es uno de los principales símbolos de París. Fue construida por Jean de Chelles, Pierre de Montreuil, Pierre de Chelles, Jean Ravy, Jean the Bottle, en la pequeña Isla de la Cité, a las orillas del río Sena. Anualmente recibía unos 12 millones de visitantes, incluso más que otro de los símbolos parisinos: la Torre Eiffel.

De estilo plenamente gótico, la catedral tiene una fachada de 40 metros de ancho, longitud de 130 metros, y altura máxima de 69 metros. Contiene 5 naves, 37 capillas, 3 rosetones con 13.5 metros de diámetro cada uno y un total de 113 vidrieras.

((Leer más: Notre Dame en llamas, París podría perder a uno de sus iconos arquitectónicos.))

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/16/importancia_catedral_notre_dame_paris_francia_4802_3000x.jpg

Su fachada más conocida es la cara oeste, en que se destaca por tres grandes portales: el principal llamado el Juicio Final, con esculturas que representan la resurrección de los muertos y demonios que se llevan las almas pecadoras, y dos portales laterales dedicados a la Virgen María y a Santa Ana. Además, se completa la imagen con un gran vitral circular de casi 10 metros de diámetro, y las dos torres del campanario, de 69 metros de altura coronadas por las clásicas gárgolas, de las que se desprende la leyenda que la noche en que quemaron en la hoguera a Juana de Arco, estos monstruos alados despertaron y arrasaron la ciudad; a la mañana siguiente, según se dice, aparecieron cientos de cadáveres en las calles de París y las gárgolas en su sitio desde las alturas.

Hacia los lados de este edificio, una de las innovaciones constructivas de su momento, y tan característicos en Notre Dame, son los arbotantes, como solución estructural por las presiones de las bóvedas hacia los contrafuertes adosados del exterior.

En cuanto al interior, se destaca la luminosidad y los ventanales, los pilares cilíndricos que separan los espacios de las naves, y la sencillez en la decoración escultórica de capiteles y enjutas, en la que predominan los elementos vegetales.

 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/16/importancia_catedral_notre_dame_paris_francia_1651_3000x.jpg

El alzado tiene, al igual que los templos góticos de la época, tres pisos característicos: el primero formado por arcos formeros apuntados sobre las columnas, el segundo con una tribuna comunicada con la nave central mediante tres vanos, y el tercero en el que se ubican los ventanales constituidos por doble vano apuntado y otro superior circular.

Siguiendo en el interior, en su cabecera destaca la escultura de La Piedad, esculpida por Nicolas Coustou en el siglo XVIII, flanqueada por efiges de los reyes Luis XIII y Luis XIV. El órgano principal de la catedral es un instrumento obra de Aristide Cavaillé-Coll en su mayor parte.

Notre Dame ha sufrido numerosas modificaciones y restauraciones: en 1844, una emprendida por Viollet-le-Duc y Baptiste Lassus, que se prolongó por 23 años; yen 1965, tuvo excavaciones bajo la catedral, que revelaron la existencia de catacumbas de la época romana y habitaciones medievales.

Además, entre su historia destaca haber sido sede de la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Enrique VI de Inglaterra. En 1991 fue denominada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/16/importancia_catedral_notre_dame_paris_francia_9407_2275x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/16/importancia_catedral_notre_dame_paris_francia_258_2275x.jpg
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/16/importancia_catedral_notre_dame_paris_francia_3664_3000x.jpg