Jorge Gracia: cómo usar el color en la arquitectura

El creador mexicano nos habla del valor cromático en su obra y de la prioridad que tiene para crear experiencias sensoriales.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/37/encuentro_guadalupe_jorge_gracia_6894_615x.jpg

 

El origen del arquitecto Jorge Gracia ha definido en buena medida su trabajo y legado. Nacido en Tijuana, Baja California, obtuvo de su entorno los elementos para dotar su obra de la expresión necesaria. “Los arquitectos reflejamos nuestras experiencias en nuestro trabajo. En mi caso, vivo en una tonalidad diferente a la de la ciudad. En Tijuana estamos influenciados por el modernismo californiano y tonos más desérticos con acentos puntuales de color”. Por ello, sus obras personifican estos estímulos externos: la paleta del arquitecto es neutral, presenta una inclinación por el colorido natural de los materiales y hace homenaje a su ciudad natal.

Sin embargo, reconoce que estos colores neutrales y claros son más fáciles de implementar, pero ello no implica que no cumplan el objetivo primordial del color en la arquitectura: expresar la sensación del espacio. “Desde el inicio de tu proyecto, el color forma una gran parte porque aun cuando no tienes definido si va a ser un material o una pintura, desde el principio sabes qué sensación quieres causar y el color ayuda mucho a guiarte”, explica.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/37/cocina_jorge_gracia_6969_3000x.jpg

 

A partir de su participación en el grupo de creativos que convocó Comex para el Programa de Tendencias ColorLife Trends, se ha sentido motivado para ir más allá de la paleta que suele usar. “¿Qué le puedo agregar a mi arquitectura si le pierdo el miedo al color?” Esta necesidad se ha materializado en sus últimas obras, en las que además integra todos los elementos que él valora: arquitectura económicamente sustentable, alto valor estético, experiencias sensoriales y, sobre todo, proyectos con trasfondo. “Al final del día, eso es la buena arquitectura, aquella que te aporta una vivencia y va más allá del aspecto visual”, dice.

Su propuesta toma impulso de estos principios y se esfuerza por alcanzar un objetivo: cambiar los arquetipos de su profesión y democratizar este arte a través de costos más accesibles que no pretenden sacrificar la calidad y el prestigio.

Por eso, para el tijuanense la arquitectura cobra sentido cuando apuesta por dejar un legado en su lugar de origen. Con este motivo creó la Escuela Libre de Arquitectura. “Lo que sucede en Tijuana es que tenemos una enorme fuga de talento”, explica refiriéndose a la migración a Estados Unidos. “En la escuela pretendemos fomentar un sentimiento de pertenencia y pasión por nuestra ciudad, de este modo, los futuros ciudadanos arquitectos querrán construirla mejor”.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/37/jorge_gracia_retrato_809_2000x.jpg

 

Gracia predica con el ejemplo: instaló su despacho, Gracia Studio, en su suelo. Aquí, el galardonado de ‘Best of the Best’ de Red Dot Awards, inició con su práctica hace 15 años. La propuesta del despacho se basa en construcción económica y arquitectura enfocada en crear experiencias para el usuario. Jorge consigue este objetivo sin comprometer el valor estético, a través de eficiencia al construir, una entrega absoluta a su arte e ingenio para incorporar materiales y sistemas de estructura en formas atípicas.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/37/casa_jorge_gracia__5245_3000x.jpg