El museo más natural de Tel Aviv
El Museo de Historia Natural Steinhardt ofrece a los visitantes un emocionante viaje al pasado.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_2761_615x.jpg

Arquitectura: Kimmel Eshkolot Architects

Las espectaculares colecciones de historia natural de la Universidad de Tel Aviv ahora poseen un nuevo hogar ideado por Kimmel Eshkolot Architects en una superficie de 10 mil metros cuadrados. El edificio del Museo de Historia Natural Steinhardt combina espacios de exhibición y actividades de investigación. Las colecciones —que nunca antes se habían expuesto— se colocaron en un gran “cofre” de madera, como una caja de tesoros que resguarda valiosos especímenes de flora y fauna. El edificio envuelve la caja y la ofrece al público como un elemento enigmático que invita a ser explorado.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_4177_1365x.jpg
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_9629_1800x.jpg

Este volumen geométrico atemporal, que en ocasiones pareciera antiguo y en otras futurista, está recubierto con paneles industriales de madera que aíslan muy bien las piezas y las mantienen bajo estricto control climático.

El edificio que está ubicado a la entrada del Jardín Botánico de la Universidad de Tel Aviv, constituye un nuevo acceso y sugiere una visita combinada a los jardines y al museo.

 

((Estos son los 10 mejores museos del mundo.))

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_8363_1800x.jpg

Flotando sobre el suelo, el edificio permite la vista de los jardines desde la calle. La exposición del museo se extiende a lo largo de un corredor que está en parte expuesto a la luz del sol en rampas que se abren al atrio principal, y en parte ubicadas en espacios más oscuros y controlados. Las rampas son anchas y tienen una pendiente mínima, lo que permite a los visitantes, incluidos aquellos con capacidades especiales, transitar hasta la caja de tesoros mientras experimentan los diferentes espacios del edificio. La visita termina en la terraza de la azotea con una vista panorámica al jardín botánico, desde donde los visitantes pueden ir directamente a una plaza pública o entrar a los jardines.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_9988_1365x.jpg
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_4473_1365x.jpg

Ubicados en los niveles superiores, los laboratorios brindan acceso a los investigadores a todas las colecciones de la universidad y se encuentran separados de los visitantes con rutas de circulación independientes. Sin embargo, dentro de la caja del tesoro, en la cima de la ruta del museo, los visitantes e investigadores se exponen unos a otros en una serie de encuentros perfectamente coreografiados.

 

((Así luce el Museo Yves Saint Laurent en Marrakech.))

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_9029_1365x.jpg
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/41/tel_aviv_3676_1800x.jpg

kimmel.co.il

smnh.tau.ac.il

 

((El increíble museo dedicado a la madera en Corea del Sur.))

 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.