Rapsodia marina en Casa Koko
Ubicada en Punta Mita, Casa Koko es una declaración de la sublime arquitectura de playa hecha en México.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/34/rapsodia_marina_en_casa_koko_punta_mita_riviera_nayarit_933_615x.jpg

ARQUITECTURA: Juan Collignon y Manuel Mestre
INTERIORISMO: Karen Collignon Jonsson

En una de las penínsulas más bellas y paradisiacas del mundo, Punta Mita, Nayarit, se alza Casa Koko, donde la poética marina, el confort pleno y la desnudez del conjunto componen un sitio que invita a soñar.

El arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright expresó: "Una casa nunca debe sentarse en la cima de la colina, sino ser parte de ella". En este proyecto, el gran talento de Juan Collignon y Manuel Mestre, el de la interiorista Karen Collignon Jonsson y un gran equipo de creativos, se conjugó para concebir una residencia que honra el lugar donde fue erigida.

La construcción de la vivienda empezó por accidente, como lo narra Juan Collignon. "Comenzó como las cosas más sorprendentes de la vida, pues el terreno no se vendía porque lo atravesaba un barranco. En lo que otros vieron un temible defecto yo vi su mayor virtud paisajística, así que recomendé su adquisición y me encomendaron el proyecto. En esta aventura pasamos dos años", explicó.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/34/rapsodia_marina_en_casa_koko_punta_mita_riviera_nayarit_7293_1365x.jpg

El esplendor del fue el leitmotiv en el diseño de Casa Koko, y esta inspiración de playa se aprecia en todo el proyecto. Desde el uso de materiales, la informalidad de los espacios, las palapas, los cuerpos de agua, las terrazas y demás. Al recorrer el lugar, invade una sensación de libertad donde la brisa y el aroma de las flores crean una experiencia sensorial.

La residencia está distribuida en edificios independientes que se complementan con espacios rodeados de vegetación, como el puente de durmientes y el playón de arena que reafirman su inserción armoniosa en la naturaleza. “La idea es estar siempre fuera y dentro a la vez”. Predominan los cementos pulidos y martelinados a mano, los estucos, piedra en los muros, durmientes de ferrocarril, pérgolas de madera y las palapas que, en conjunto, crean una experiencia de sensualidad y frescura a la vista y al tacto.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/34/rapsodia_marina_en_casa_koko_punta_mita_riviera_nayarit_228_1800x.jpg

El interiorismo estuvo a cargo de Karen Collignon Jonsson, quien diseñó y fabricó gran parte del mobiliario. Esto creó una interesante composición junto a los muebles y piezas de prestigiados diseñadores y firmas como Edmond J. Spence, Xawery Wolski, Janus et Cie, B&B y Trine Ellitsgaard. Asimismo, Karen adquirió diversas piezas en bazares de antigüedades, las cuales añadieron acentos eclécticos y sofisticados al ambiente.

El elemento clave del interiorismo de Casa Koko son las ollas y los objetos utilitarios de Oaxaca y Michoacán, cestas, telares huicholes y urnas que han acumulado la pátina del tiempo y añaden a la vivienda un sentido artesanal de gran valor.

casakoko.com