Esta es la razón por la que la Torre Latinoamericana resiste los sismos de CDMX
Conoce la ingeniería que hace de este y otros súper edificios los más resistentes de la ciudad ante los sismos.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/38/razon_torre_latinoamericana_sismos_cdmx_19s_5729_615x.jpg

México es una zona altamente sísmica por ubicarse sobre el temible cinturón de fuego del Pacífico. Si a esta peculiar característica le sumamos el hecho de que la Ciudad de México fue construida sobre suelo blando y profundo, entonces esta área se vuelve doblemente más vulnerable ante los movimientos telúricos.

Por poner un ejemplo, construir en la CDMX es casi como construir sobre una gelatina. Ante este panorama, arquitectos e ingenieros con ayuda de los avances tecnológicos han erigido súper construcciones capaces de soportar terremotos de alta intensidad y que se han convertido en un referente a nivel internacional.

La Torre Latinoamericana

La Torre Latinoamericana es el primer edificio diseñado dinámicamente en el mundo y por lo mismo, se ha convertido en un referente de la ingeniería moderna

El secreto de su resistencia radica en tres factores; una cimentación con apoyo directo que consiste en 361 pilotes de concreto colocados a 33 metros de profundidad donde se encontró que hay una buena capacidad de carga, el principio de flotación donde el cajón consiste en 3 pisos de sótano que fungen como cajones hidráulicos, una característica que le permite “flotar” como el casco de un barco pues se aprovecha el agua del subsuelo para que cargué parte del peso del edificio y el principio de compensación, aplicado a través de la sustitución de masas pues para construir el cajón de cimentación se tuvo que retirar tierra y esa masa se compensa con parte del peso del edificio.

Estos 3 factores junto con su estructura de acero permiten que la torre pueda absorber de mejor forma las vibraciones producidas durante un sismo.


 

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/38/razon_torre_latinoamericana_sismos_cdmx_19s_311_2275x.jpg

Torre Reforma

Cuenta con un diseño geométrico que le permite absorber la fuerza de un temblor. Además, fue provista con un conjunto de barras diagonales y un nodo, este último es una estructura metálica de acero creada para soportar sismos.

Fue diseñada para soportar un sismo de 8.5 grados en la escala de Richter.

Torre Ejecutiva BBVA Bancomer

Esta estructura cuenta con una cimentación flexible y vigas de acero reemplazables que amortiguan cualquier movimiento sísmico. En teoría, un sismo de gran magnitud generaría deformaciones en su estructura, pero no su colapso.

En este caso sus cimientos fueron colocados a 52 metros por debajo del suelo.


Torre Mayor

Considerado uno de los edificios modernos más seguros de México, la Torre Mayor fue diseñada para resistir sismos gracias al uso de 98 amortiguadores que le permiten reducir el esfuerzo estructural ante las vibraciones.

Cuenta con una base de 252 pilares de hormigón de 60 metros de profundidad con el fin de asentarlo en terreno firme.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/38/https_casagutierreznajeracom__8632_3000x.jpg

La construcción de la Torre Latinoamericana hace más de 60 años, demostró que es posible construir grandes rascacielos en zonas altamente sísmicas como lo es la capital mexicana. Gracias a las innovaciones en ingeniería que se implementaron en su diseño y posterior construcción, supervisadas por el propio Nathan M. Newmark, definieron una nueva era en la arquitectura y la ingeniería.