La Casa Plana: Una residencia horizontal dibujada sobre el paisaje, en las afueras de São Paulo

Una estructura que materializa las convicciones del arquitecto Marcio Kogan en una caja rectangular.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/23/casa_plana_en_brasil__7591_615x.jpg

ARQUITECTURA: STUDIO MK27
INTERIORISMO: DIANA RADOMYSLER

La comisión del cliente fue clara: una casa de fin de semana para una familia conformada por una pareja y sus tres hijos, con espacio para visitas. El sitio: un terreno de 7 mil metros cuadrados ubicado en el municipio de Porto Feliz, a las afueras de São Paulo. La idea: un proyecto sustentable que integrara el exterior con el interior. El resultado: la pasmosa Casa Plana.

Esta residencia, diseñada por Studio MK27, materializa los intereses y las convicciones del arquitecto Marcio Kogan en una caja rectangular. El partido arquitectónico se rige por dos volúmenes lineales de un nivel, que enfatizan la horizontalidad del proyecto. Uno de éstos contiene cinco recámaras para la familia, y el otro alberga los servicios, el gimnasio y los cuartos de televisión y juegos. Así, todos los espacios —interconectados por un corredor central— se encuentran sobre alguna de las fachadas, ofreciendo increíbles vistas e iluminación natural. En cada uno de los extremos de este cuerpo se ubica una sala de estar; en donde es posible recorrer y ocultar unas puertas de cristal, generando terrazas techadas que disuelven las fronteras entre lo que está adentro y el exterior.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/23/casa_plana_el_brasil__5607_3000x.jpg

Una esbelta losa, sostenida por los muros interiores y algunas columnas metálicas en el exterior, cubre y rebasa los volúmenes que resguardan los espacios privados; es una losa de concreto estructural que no cuenta con vigas o trabes para apoyarse. Tampoco se le colocó algún revestimiento, dejando aparente la textura del concreto hacia el interior, misma que aporta carácter a todos los ambientes. El tabique y la madera recubren algunos muros interiores, en donde cada mueble ha sido diseñado de acuerdo con la longitudinalidad de la casa, y elegido para balancear los espacios con la calidez de sus materiales.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/23/residencia_casa_plana_en_brasil_4493_3000x.jpg

(De regreso a lo natural, viviendo en las montañas australianas)

Rompiendo con la simetría y los ángulos rectos que predominan en el proyecto, a un costado de la casa se levanta un muro ondulado que, con un gesto tan inesperado como evidente, se encaja dentro del cuerpo rectangular para crear una especie de envoltura. A pesar de que las paredes habitualmente representan división y aislamiento, este muro formado por una celosía de tabique –con sus formas cóncavas y convexas– paradójicamente define distintas relaciones entre interior y exterior, protegiendo al habitante de la calle pero permitiendo cierta transparencia.

La azotea, concebida como la quinta fachada, ha sido diseñada con el mismo detalle que el resto de la casa y con la idea de mimetizarla con su entorno. Se cuidó la composición que se forma entre algunos domos que iluminan los espacios interiores, los paneles solares y la vegetación. Ésta última no sólo cumple una función estética, sino que trabaja como aislante térmico para regular la temperatura de la residencia durante el verano. De esta manera, la precisión del diseño permite que todo se reduzca a una simple línea horizontal que se extiende en el horizonte. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/23/residencia_con_arquitectura_rectangular_en_brasil_5648_2275x.jpg

(Leer más: Un edificio sostenible en Copenhague que mejora la vida urbana)

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes