Un hogar sin miedo a los espacios abiertos
En esta residencia brasileña no existe el límite entre el exterior y el interior.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/10/un_hogar_sin_miedo_a_los_espacios_abiertos_8142_615x.jpg

Arquitectura: Vasco Lopes Arquitetura

En una cultura tan conectada con la naturaleza como lo es la brasileña, es normal que el límite entre externo e interno sea difuso o prácticamente inexistente. La arquitectura brasileña se ha distinguido por saber fusionar la existencia humana con el entorno natural sin importar si se trata de un departamento en el corazón de la ciudad o de una casa construida en alguna playa lejos de la civilización.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/10/un_hogar_sin_miedo_a_los_espacios_abiertos_8142_1800x.jpg

Para este proyecto, el equipo creativo de Vasco Lopes Arquitetura renovó una residencia de una sola planta ubicada en el distrito Barao Geraldo.

Esta edificación presentó un mayor reto para la firma, pues debían encontrar la forma de integrar orgánicamente los espacios separados en dos; por un lado, una cocina abierta, el comedor, la estancia y una librería y por el otro, el bar y las áreas recreativas.

El jardín que pasa por en medio de ambas secciones, sirve como hilo conductor entre las edificaciones y mantuvo un ambiente relajado que se presta para un fin de semana al sol o un asado con los amigos.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/10/un_hogar_sin_miedo_a_los_espacios_abiertos_4829_1800x.jpg

Los elementos naturales también están presentes en el interior de la casa, debido a que se utilizó madera rústica para el mobiliario, parte de la fachada y los marcos de ventanas y puertas. Los tonos caoba de la madera resaltan de la paleta neutra que se utilizó para vestir las paredes.

Finalmente, los detalles decorativos en concreto le dan el toque sofisticado a una de las residencias más llamativas de la zona. 

vascolopes.com.br