¿Qué pasó con la casa de Luis Miguel en Acapulco?
Por muchos años, esta residencia fue una de las propiedades más emblemáticas del puerto.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/28/que_paso_casa_luis_miguel_acapulco_zona_diamante_3236_615x.jpg

Lejos ha quedado la época dorada de Acapulco, que durante décadas fue un punto de encuentro para la “jet set” internacional pues actores, cantantes, empresarios, y hasta miembros de la realeza, solían vacacionar en las bellas playas del puerto.

Gracias al éxito de “Luis Miguel la serie” producida por Netflix, los seguidores y hasta los no fanáticos del cantante se han volcado a las redes sociales e internet buscando separar la ficción de la realidad. Uno de los temas que atrajo la atención de la audiencia ha sido la historia detrás de la famosa casa que el intérprete construyó en Acapulco.

Durante los 90, el llamado “sol de México” se encontraba en el punto más alto de su éxito y buscaba un refugio que le permitiera alejarse del asedio de los medios. Por su exclusividad, Playa Bonfil fue la zona elegida.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/28/que_paso_casa_luis_miguel_acapulco_zona_diamante_8861_615x.jpg
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/28/que_paso_casa_luis_miguel_acapulco_zona_diamante_2970_3000x.jpg

Ahí, Luis Miguel adquirió un terreno de 36.000 metros cuadrados y se convirtió en vecino de ex presidentes, políticos, celebridades y empresarios, entre ellos Jaime Camil Garza padre de Issabela Camil, quien se dice sostuvo un romance con el cantante.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/28/que_paso_casa_luis_miguel_acapulco_zona_diamante_3210_615x.jpg

Con una impresionante vista hacia el Pacífico mexicano, la residencia de dos niveles fusionaba el interior y el exterior, pues fue construida como un espacio abierto. El toque final lo ofrecía una palapa que coronaba la estructura, desde donde se podía apreciar una vista de 360º.

Luis Miguel solía pasar largas temporadas en esta residencia que fue el escenario de grandes fiestas, reuniones y romances. Un estilo de vida retratado a la perfección por la serie.

Posteriormente, en este mismo terreno el cantante construyó una segunda casa de estilo californiano, que, a diferencia de la primera, resguardaba su privacidad al separar las áreas sociales de las privadas.

A través de los años y con el crecimiento acelerado del puerto, Playa Bonfil se convirtió en Zona Diamante y fue perdiendo la privacidad que en su origen le brindaba a los ricos y famosos. Por ello, la presencia de Luis Miguel en esta casa cada vez era más breve y esporádica.

Para el 2009, la mansión, una de las más emblemáticas de la zona, lucía abandonada. Finalmente, fue puesta en venta en 2013 y eventualmente, fue demolida.

Aunque el esplendor de Acapulco se ha diluido con el paso de los años, Netflix nos ha hecho recordar una de las épocas más álgidas del puerto que llegó a ser referente turístico internacional.