Carta Editorial: Respiro de Verano

María Alcocer, Directora Editorial de AD México, nos cuenta sobre la inspiración detrás de la edición de agosto 2019.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/30/carta_editorial_agosto_2019_6046_615x.jpg

En esta época lo natural se muestra tal y como es: sencillo, sin artificios, a cara lavada, y nos embriaga con su auténtica frescura. Por lo que estas páginas están inundadas de ideas muy hot para vestir la casa al son del verano.

Este mes hemos decidido celebrar a la mujer AD. De entre las mujeres creativas mexicanas que más orgullo nos dan, destacamos a siete que admiramos especialmente por su labor diaria de poner en alto el nombre de nuestro país. Imparables y talentosas —Lorena Vieyra, Frida Escobedo, Andrea Cesarman, Fernanda Canales, Zélika García, Caterina Moretti y Carla Fernández—, para ellas no hay poder que limite su esencia creativa. Arquitectas, diseñadoras de interiores, de moda, promotoras de arte y diseño, cada una desde su trinchera está trazando un México más sólido que nunca.

Las casas más bellas de este número representan el lujo descalzo y el sueño de muchos de querer una morada donde se respire la calma y se viva el verano en plenitud. Iniciamos con la de portada, Villa Camaleón (en Bali), de la arquitecta Valentina Audrito, para pasar a Tulum —hogar de la nueva ola de arquitectura mexicana tallada a mano—, donde recorremos la Tulum Treehouse.

En Londrina (Brasil), Guilherme Torres rompe los paradigmas de la arquitectura convencional, y terminamos con dos residencias
tan auténticas como sorprendentes en Madagascar y Miami.

Querido lector, te recuerdo que estamos buscando a los mejores creativos del país para la decimoquinta edición de Iconos del Diseño, el galardón que reconoce lo mejor del diseño y la arquitectura de México. Así que, busca la convocatoria en esta edición y ¡no dejes de participar!

En fin, te invito a disfrutar del soplo de aire fresco que nos regala el verano bajo la brisa caribeña del hotel Xpu-Há, en la Riviera Maya, o en Los Cabos, en el flamante Nobu Hotel, y sumérgete en la calidez de nuestras páginas.

¡Feliz verano!