Carta Editorial: SOY MÉXICO
Nuestra Directora Editorial María Alcocer nos cuenta sobre la inspiración detrás de la edición de junio.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/22/carta_7447_615x.jpg

Este mes te compartimos una pieza hecha con el corazón. Una pieza dedicada a México, porque no hay orgullo más grande que nuestra patria. Por ello, con motivo de nuestro aniversario no. 18, le dedicamos esta edición de colección en la que presumimos de qué estamos hechos los mexicanos.

Comprobarás que estas páginas, creadas para ti, están llenas de estrellas que hacen brillar nuestro cielito lindo. Con su luz hemos dado forma a este ejemplar que rinde tributo al talento de quienes día a día aportan su granito de arena para reinventar y promover el universo creativo del país. Artesanos, jóvenes genios, arquitectos, interioristas, diseñadores y creadores de tendencias. Cada uno desde su trinchera dibuja un mosaico creativo auténtico, propositivo y colorido que nos inunda el alma de orgullo. Les hemos dado un espacio para que, a través de su mirada y apreciación excepcionales, experimentemos el placer y la emoción de habitar con estilo, así como de disfrutar el diseño en su máxima expresión y en todas sus ramificaciones.

Presumimos los 15 debajo de 40. Sí, el talento joven ejemplo de la fuerza viva creativa que tenemos como agentes de cambio en nuestra industria. Develamos los rostros de 10 mentes maestras del diseño interior contemporáneo, que son las piezas del rompecabezas con las que cobran vida las casas más espectaculares. También, vislumbramos cómo es el México de los diseñadores internacionales más top del mundo.

Además, me enorgullece presentar a mi consejo de sabios. Amamos su visión, aclamamos sus obras, y ahora nos legan su conocimiento y su experiencia para validar la calidad del contenido de nuestra querida AD. Por último, conoce los secretos de las casas más bellas de México, en especial la de nuestra portada, ubicada en Morelia, Michoacán, una oda a la rica historia arquitectónica de nuestras casonas del siglo XVIII.

En esta AD renovada y vibrante no nos cansamos de transmitirte nuestro amor desenfrenado por nuestro país y no en vano te invitamos —hoy más que nunca— a sentirte orgulloso de nuestras raíces, de nuestra cultura, de nuestra arquitectura y de nuestro talento, así como a protegerlos, defenderlos y promoverlos a donde quiera que vayas, porque yo soy México, tú eres México y todos somos México.