Carta Editorial: HABLEMOS DE ARTE
María Alcocer, Directora Editorial de AD México, nos cuenta sobre la inspiración detrás de la edición de febrero.
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/05/carta_2438_615x.jpg

Hablemos de los fragmentos del rostro de la soprano Lina Cavalieri; de las obras que traspasan las fronteras de la filosofía, la astrofísica y la arquitectura de Tomás Saraceno; del “mago de la magia preciosa y precisa”, según Pablo Neruda. Hablemos de los espacios que Pierre Yovanovitch inunda de arte y seducción, así como de las piezas esculturales que habitan la Carpenters Workshop Gallery, en San Francisco.

Querido lector, en esta edición te invito a desempolvar tu sensibilidad artística para convertirte en el curador de tu propia galería en casa, pues te decimos cómo habitar con arte como un verdadero coleccionista. Como decía Jackson Pollock: “el espacio es movimiento: no es aquello sobre lo que se pinta, sino que por sí mismo engendra figuraciones. Es materia en movimiento”. Por ello, te llevamos a Mérida a conocer dos espacios tan auténticos como extraordinarios. Galería Édron, un lugar concebido por TACO, en donde la arquitectura es el lienzo, y los materiales constructivos, el arte. Y, el segundo, Lagalá 56:426, un centro cultural que conjuga disciplinas creativas como punto de encuentro para el diálogo multicultural a través de expresiones contemporáneas.

El regocijo de la mirada lo encontrarás en las ilustraciones, imágenes y mobiliario excepcionales de siete talentos nacionales —Emilia Schettino, Enrique Larios, Cecilia Ruiz, Federico Jordán, Alberto Alcocer, PECA y Jorge Diego Etienne— cuyo arte de
contar historias resulta en una narrativa visual cautivante. Una gran opción para consumir talento #HechoenMéxico.

Por último, Barnaba, hijo del gran Piero Fornasetti —uno de los artistas más aclamados de la posguerra y admirados en la actualidad—, nos invita a recorrer su casa en Milán. Nos muestra cómo se vive dentro del exquisito caos creativo propio del ADN de la familia Fornasetti. Una hiperdecoración
que va más allá del clasicismo, estilo que legó su padre, creador de más de 11 mil objetos —de entre los cuales 350 son representaciones del rostro de su musa, Lina Cavalieri—.

Querido lector, en esta edición te invito a apreciar la vida a través del arte, pues no hay mejor filtro que el de la sensibilidad artística para habitar en plenitud.