Carta Editorial: EL COLOR DE MI TIERRA
Querido lector de la mano de María Alcocer, Directora Editorial de AD México, descubre la inspiración detrás de la edición de marzo.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/09/carta_177_615x.jpg

Hoy es un buen día para hablar del color que representa nuestras raíces e historia, nuestros paraísos naturalesnuestro diseño y arquitectura, así como nuestros artesanos y creativos; del color que hace de México un país que cautiva y emociona el alma. Es el que nos mueve para entregar un ejemplar dedicado a lo esencial, al goce de lo natural, al lujo sin pretensiones.

Las casas de esta edición representan el color de nuestra tierra, pues tratan de emociones y sentimientos, de trazos que se adecúan a la forma de la naturaleza, de arquitectura que se van develando conforme se habita. Son espacios que dialogan entre materiales y patrones artesanales, y que habitan entre patios, terrazas y jardines.

Casas con escenarios tan íntimos y calmos, como espacios abiertos para alojar los momentos más entrañables de sus moradores.

Iniciamos en Los Cabos, con la casa de portada, una preciosa villa en un acantilado en playa Las Viudas, que honra la belleza privilegiada del entorno con su paleta cromática y sus materiales locales.

Seguimos en San Juan de Alima, Michoacán, con un sitio para descansar que parece haber sido labrado por las olas del mar.

En Sayulita, en la Riviera Nayarit, descubrimos un edén creado para disfrutar las vistas que regala el sol de cada día. De nuevo, en Baja California Sur, Víctor Legorreta y el diseñador Ken Fulk dieron vida a una morada concebida como un oasis en medio del desierto, cuya primicia fue el color “Legorreta” y las emociones que provoca despertar mirando al Mar de Cortés y al esplendoroso azul del horizonte.

De la tranquilidad del Pacífico, damos un salto a la Ciudad de México para visitar al gurú del eclecticismo, el interiorista belga Dirk Jan Kinet, quien nos devela el nuevo look de su laboratorio creativo (casa) en donde experimenta y materializa sus ideas más auténticas y extravagantes. 

Por último, llega la primavera y hay que darle la bienvenida con las vacaciones que se avecinan, por lo que te invitamos a descansar bajo el sol y la brisa del mar en tres lugares que te colmarán de relajación y paz: Cala de Mar Resort & Spa Ixtapa, Montecito Beach Village en Oaxaca y Zoa en Mazunte.

Querido lector, me ilusiona compartir contigo diversos estilos de habitar en plenitud, a través de una selección curada de hogares francos y humanos que representan el color de nuestra tierra, y en donde se vive un lujo libre de pretensiones.

¡Feliz lectura!