In Memoriam: Fernando Luna
El genio que ha dedicado la vida a concebir arquitectura moderna con altas dosis de glamour.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/14/fernando_6773_615x.jpg

Nacido el 30 de mayo de 1935, Fernando trabajó ininterrumpidamente más de 45 años con Francisco Artigas como su fotógrafo y arquitecto, de quien aprendió el arte de la disciplina, el recto juicio y la precisión en los espacios.

Para Fernando, la arquitectura debe satisfacer los cinco sentidos para que pueda emocionar al morador, por lo que su sensibilidad estética, su perfecto empleo de las proporciones, las texturas, la luz y la sombra, así como un extraordinario uso del color y del mobiliario, aunados a su humanismo, honradez, libertad y visión, lo convierten en una fuente de inspiración y enseñanza.

A lo largo de su trayectoria, ha sabido imprimir audazmente su pasión en cada proyecto que ha edificado, concibiendo espacios humanos y modernos plenos de calidez y glamour a la vez.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/14/fernando_2861_1800x.jpg

Fernando Luna destila un profundo conocimiento en razón a espacio y medida que se revela en las casas que ha proyectado a lo largo de su vasta carrera. De carácter racionalista, su arquitectura es pura y honesta, en donde lo esencial es visible en el momento.

La iluminación natural juega un papel primordial en su obra; siempre luce sencilla y con carácter propio. Los espacios, interiores y exteriores, se muestran en constante continuidad, y en la disposición de los ambientes funda un ritmo, así como un equilibrio sutil del color y la luz. Cecil Beaton, Frank Lloyd Wright, Horst P. Horst, Eero Saarinen y Charles Eames han sido los creativos que más lo han inspirado.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/14/fernando_714_1800x.jpg

Su estilo se impone al tiempo, y su personalidad es coherente con su propuesta arquitectó- nica, en la que su técnica es magistral para crear espacios con alma y emoción.

Más de 50 años de hacer de la arquitectura y la fotografía un arte, y de la vida, su mejor obra, han convertido a Fernando Luna en uno de los personajes célebres de la escena contemporánea de México. Hoy rendimos tributo a un arquitecto humano, franco y sabio que ha usado inumerables espacios de nuestro país como lienzo para crear arquitectura para satisfacer los sentidos.