Ellas son las mujeres que están transformando la escena de la arquitectura y el diseño

Siete nombres que admiramos especialmente por su labor diaria de poner en alto el nombre de nuestro país.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/retrato_mujeres_ad__3023_615x.jpg

Imparables y talentosas, para ellas no hay brecha que limite su esencia creativa. Con su visión trazan el presente y lo que está por venir en la escena mexicana, porque: the future is female.

Trazar el Camino 

La arquitecta mexicana, Lorena Vieyra, nos platica sobre su profesión: los procesos, retos, logros e intereses que han ido marcando el camino que sigue extendiéndose delante de ella.

Para iniciar un proyecto, trato de resetear mi mente y empezar de cero, para así pensar fuera de la caja. A veces estamos tan expuestos a fuentes de inspiración y bombardeo de ideas, que puede resultar confuso”, expresó Lorena Vieyra.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/lorena_vieyra_retrato_8165_2275x.jpg

Al haber fundado Vieyra Arquitectos, Lorena nos cuenta que su mayor reto fue adquirir credibilidad, misma que se obtiene sólo tras años de trabajo y  proyectos satisfactoriamente.

En su proceso creativo, sabe que cada diseño tendrá condiciones específicas que generan un eje rector que guiará el desarrollo. Para ello, Lorena cree que una buena relación con sus clientes es fundamental.

Ella comparte que la clave del éxito está en atender las necesidades de quienes van a habitar sus obras, y que éstas maduren junto con ellos. “Siempre puedes encontrar una solución estética que no se contraponga a la funcionalidad de cómo se va a vivir la casa”. Con la vista hacia adelante, sabe que le queda mucho por hacer; le interesan proyectos que la saquen de su zona de confort. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/casa_mozoquila_lorena_vieyra_8890_2275x.jpg

(Leer más: Diseño al COMPÁS de la LUZ)

Contra corriente

Con telas, texturas y colores, Carla Fernández demuestra el valor y la creatividad de las tradiciones mexicanas, a partir de un sistema de producción contemporáneo, ético y sostenible.

Detrás del concepto “raíz cuadrada” se encuentra la diseñadora mexicana Carla Fernández, quien se ha propuesto navegar en sentido contrario a la voraz industria de la moda. Su concepto, presente en todas sus colecciones, deriva de su gusto por la indumentaria indígena y proviene de la silueta que se forma a partir de un cuadrado y un rectángulo. “Esa silueta no tiene que ser ni aburrida ni poco sexy, al contrario, puede ser muy dinámica, e ir formulando cosas distintas con ella todo el tiempo”, explicó.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/carla_fernadez_retrato__4122_2275x.jpg

Con seis tiendas propias, Carla muestra que su interés no es la producción en serie, sino que éste radica en ampliar sus alcances a nivel cultural, con espacios para actividades como talleres con artesanos, exposiciones, o publicaciones de libros.

Ella está en contra del sistema de moda actual en donde sólo unos pocos ganan y son maquilas anónimas, causando, además, un enorme daño ambiental. “Debemos acercarnos a industrias en las que se conoce a las personas que trabajan en ellas, y donde se les paga justamente y se les da crédito”, puntualizó.

Hacer espacio

Frida Escobedo propone una arquitectura joven y plena en discurso, que explora desde la célula hasta el contexto urbano.

Su trabajo rechaza cualquier arquetipo o estructura —sobre todo si se trata de belleza—, pues pareciera que sus obras dialogan con lo incompleto y el caos, para dar vida a una arquitectura mucho más conceptual y paradójicamente completa, que le ha otorgado condecoraciones y oportunidades en México y el extranjero.

En 2018, Frida Escobedo concibió el Serpentine Gallery Pavilion, convirtiéndose en la arquitecta más joven en concebirlo. Además, ha firmado aclamadas obras como el Pabellón en el museo El Eco y La Tallera en Cuernavaca.

Frida plantea un ejercicio reflexivo en cada edificación; desde Perro Rojo —el despacho que fundó a los 24 años en colaboración con Alejandro Alarcón— es perceptible su inquietud por retar lo preestablecido.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/frida_escobedo_1305_2275x.jpg

Dos años más tarde, a través de su propio estudio, colaboraría con Ai Weiwei en “Ordos 100”, un proyecto al cual la convocó Herzog & de Meuron, junto a 99 arquitectos, en la desértica ciudad de Ordos, al sur de Mongolia Interior, para diseñar 100 villas en un proyecto fascinante que, en palabras de Ai Weiwei: “no se trataba solamente de producir arquitectura, sino de detonar un intercam- bio humano: hablar de posibilidades y no de productos”.

Esa experiencia, acompañar a su padre al hospital, y observar los edificios de enfrente —tratando de adivinar las historias detrás de las ventanas—, así como la conciencia sobre el entorno sociocultural y las minorías, han hecho que la arquitectura de Escobedo dé vida a las palabras de Ai Weiwei, “intercambio humano”. Frida plasma en concre- to las necesidades de una sociedad donde el lujo es seguir existiendo y, sin miedo, se atreve a tocar lo intocable y a alzar la voz sin pronunciar una palabra. 

(Leer más: Pampa, una tienda de entretejido austral)

Experimentación orgánica

Crear narrativas envolventes y traducirlas en piezas excepcionales es el don de Caterina Moretti, la mente maestra detrás de Peca.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/caterina_moretti_4253_2275x.jpg

Nació en  Austria y decidió establecerse en Guadalajara, después de finalizar la licenciatura en Arquitectura. Fue tras su primer diseño que encontró su fascinación por el detalle y el arte objeto. “Mi primer proyecto fue diseñar y construir la casa de campo de mis padres, frente al río Mala del valle de Azpitia, en Lima, Perú, con una vista fantástica al paisaje. Deseaba que los interiores pudieran convivir con esa belleza natural, y llevarla a cada espacio de la casa fue la prioridad. Poco a poco surgían nuevos proyectos relacionados con el diseño de interiores, piezas de acento y accesorios; mi encanto por el detalle se volvía orgánicamente un punto de interés muy importante. De esta manera comenzó la exploración de una narrativa propia y altamente inspiradora: la de los objetos”, relató Caterina Moretti.

Bajo la misma inquietud, en 2007 fundó Peca, una de las firmas favoritas de la escena del diseño mexicano actual. Y es que no son sólo las siluetas extraordinarias y los materiales orgánicos de Peca lo que cautiva, desde el nombre de sus obras se encuentra cierto aire de romanticismo e historia.

Para Caterina, fundadora de Peca, lo esencial a la hora de diseñar es crear objetos con vida.  Se trata de uno de nuestros grandes orgullos de talla internacional quien, gracias a su sensibilidad y talento, colabora en la visibilidad de México y de las mujeres en el mundo, por ejemplo con su más reciente exposición en el pabellón de México en WantedDesign Manhattan 2019. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/bancas_trazo_4906_3000x.jpg

Hablar Arquitectura 

“El diseño si no es humano no es diseño, son sólo formas inútiles”, afirma Fernanda Canales, la arquitecta que, antes de diseñar, escribe lo que imagina.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/fernanda_canales_retrato_3097_2275x.jpg

Mucho antes de distinciones y publicaciones, la pro-yectista, crítica, curadora, académica y arquitecta, ya hablaba arquitectura. Fernanda Canales piensa y siente para y por la arquitectura, factor crucial para desempeñarse no sólo en el quehacer arquitectónico con reconocidas obras como el Centro Cultural Elena Garro o pro- ectos residenciales arrebatadores. Ella es también una reconocida académica que ha dedicado su vida a traducir la disciplina —más allá de una necesidad o capricho— en diversos tomos y aulas alrededor del mundo. 

La arquitecta reflexiona sobre la obra como estructura social antes que estética, pues concibe el espacio desde la transparencia y lo vinculativo, con especial cuidado en los detalles. “De la arquiectura me interesa la capacidad de potenciar diálogos entre el interior y el exterior, entre lo que pasa en una casa y otra, entre una cama, una banqueta y una montaña o un árbol. Me interesa que volteen a ver los árboles, el paisaje existente, el lugar que están pisando, el cielo [...], lo que nos rodea, y que casi nunca observamos”, puntualizó Canales, quien continúa dibujando la nueva arquitectura mexicana, pensada desde sus raíces. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/elena_garro__4603_4513x.jpg

Impulsar a México

La arquitecta Andrea Cesarman nos habla sobre sus percepciones del mundo del diseño contemporáneo en México, dentro del cual ha destacado a través de diversas plataformas.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/andrea_cesarmen__8353_2275x.jpg

Cuando de diseño se trata, Andrea Cesarman no conoce límites. Además de ser cofundadora de C Cúbica Arquitectos, se ha dedicado a expandir los horizontes de su práctica.  Ejemplo de ello es Design Week México, organización que Andrea dirige, dedicada a difundir el diseño y la creatividad como motores de cambio en nuestra sociedad. “Nos honra entender al diseño como un factor de cambio”.

Consciente de la responsabilidad del pensamiento creativo para responder a los problemas de la vida real, reflexiona sobre el papel de la mujer en esta industria: “se ha reconocido la importancia de la fuerza laboral femenina, pero todavía falta erradicar totalmente la desigualdad”. Cesarman continúa trabajando para lograrlo, siempre con una fuerte motivación por promover “la educación, el pensamiento y la creatividad como fuertes herramientas para lograr alcanzar grandes estándares dentro del desarrollo social, económico y cultural de nuestro país”, puntualizó Andrea. 

(Leer más: El mundo creativo de Kelly Hoppen)

Emperatriz del Arte 

Zélika García, la mujer que construyó de cero el emporio de la feria de arte contemporáneo más importante en Latinoamérica.

Aunque su interés al entrar a la licenciatura en Arte era egresar como artista plástica, la vida dio un giro ines perado que la llevó a inclinarse hacia la gestión cultural. Esa decisión hizo posible que hoy México aloje una feria de talla internacional que crece año con año y se reinventa para presentar una propuesta amplia e incluyente.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/zelika_garca_7009_2275x.jpg

“La búsqueda de un proyecto con impacto internacional fue lo que me llevó a fundar ZONAMACO. En 2002 —año en que inicié la feria— Expo-Arte dejó de realizarse y el surgimiento de galerías de arte continuaba en México. A partir de esto, me di cuenta de que era el momento ideal para poner en marcha una feria que respondiera al gran número de propuestas que se generaban en el país. El crecimiento de ZONAMACO ha sido tangible al evolucionar de una feria de arte contemporáneo a una plataforma de ferias con espacios para otras disciplinas como el diseño, la fotografía y las antigüedades”, compartió Zélika. Cuando la feria inició, contaba con 40 galerías, y su última edición constó de más de 180 expositores internacionales. Además, no está ni cerca de llegar a su fin, pues Zélika García continúa expandiendo su imperio como una Catalina de Prusia del arte.