Cómo proteger tu patrimonio ante un sismo u otra catástrofe natural
Conoce los puntos que debes de considerar para la contratación de un seguro que respalde tu casa u otros inmuebles.
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/38/proteger_patrimonio_sismo_catastrofe_natural_887_615x.jpg

Los efectos del sismo del 19 de septiembre del año pasado dejaron varias lecciones. Por un lado, aquel terremoto nos aleccionó sobre cómo reaccionar durante un evento de este tipo, y a la vez puso el énfasis en las consecuencias de un desastre natural como puede ser resguardar el patrimonio.

A la fecha, aún escuchamos historias en algunos medios de damnificados que están a la espera de que sus aseguradoras respondan ante los daños que ocasionó el terremoto. Según datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), estas pérdidas suman más de 300 millones de pesos (60% ya cubierto por aseguradoras). Pero ¿qué debemos conocer antes de contratar un seguro? ¿Contra qué nos protege? ¿Cómo operan?

((El Atlas de Riesgos de la CDMX, un mapeo de las zonas sísmicas de la ciudad))

Lourdes Rascón, especialista en seguro de casa habitación explica que para ello se debe buscar un producto con cobertura contra riesgos catastróficos: erupción volcánica, terremotos y fenómenos hidrometeorológicos (avalanchas de lodo, granizo, inundaciones, heladas). “Las coberturas contra terremotos pueden incluir los daños que sufran directamente el edificio y o contenidos a causa de un terremoto o erupción volcánica”, explica Rascón, también directora de autos en Marsh. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/38/proteger_patrimonio_sismo_catastrofe_natural_5446_1800x.jpg

Se calcula que en el país un 3.8% de la población cuenta con un seguro de casa habitación y tras los sismos que azotaron diversos estados en septiembre de 2017 la cifra ha incrementado al 5.1%. Pero elegir un seguro adecuado puede no ser tarea fácil debido a que la oferta se ha diversificado y algunos productos no tienen sus regulaciones claras. Ante ello, Rascón recomienda:

- Recurrir a algún asesor para contratar el seguro indicado. “Debemos saber qué asegurar y que no tiene que asegurarse”, advierte.

- No contratar un seguro hasta entender sus políticas. Hay algunos seguros que manejan las coberturas catastróficas de forma separada o ni siquiera está incluido. A un año de los sismos, la CONDUSEF emitió un reporte en el que evaluó el seguro de daños asociado a un crédito hipotecario y concluyó que “el seguro de daños funciona de manera ineficiente“. “Al momento de una reclamación como fue el sismo muchos asegurados quedaron fuera de cobertura porque no estaban amparados contra terremotos”, explica Rascón.

- Las oberturas catastróficas tienen excepciones. Suelen excluir aquellos daños causados por movimientos o vibraciones del subsuelo que sean ajenos a un terremoto, como un socavón,

- Un seguro es una inversión. Y no es tan caro. Asegurar una casa representa el 0.02% del valor del inmueble. En el caso de los catastróficos algunos cubren desde una ruptura de tubería hasta desprendimiento de pared. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.