Así fue cómo la arquitectura influyó en la creación de Pokémon Detective Pikachu

Londres, Tokio, Nueva York, un toque pop y tecnología sirvieron de inspiración a los creativos para crear los ambientes de la primera cinta live-action del fenómeno de los videojuegos.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/19/arquitectura_detective_pikachu_pokemon_5405_615x.jpg

Desde su lanzamiento como un videojuego para Game Boy en 1996, Pokémon se ha convertido en un fenómeno mediático que se ha extendido al animé, el manga, cintas animadas y el universo de la alta relojería. La película Pokémon: detective Pikachu es el salto de esta propiedad al universo de los filmes live-action y para concebirla, sus creadores tomaron como referencia el trazo de urbes como Londres y Tokio para crear ambientes hiperrealistas.

Dirigida por Rob Letterman, estelarizada por Justice Smith y con la voz de Ryan Reynolds, la trama del filme se desarrolla en la ficticia Ryme City, una ciudad futurista en la que conviven humanos y Pokémon y cuyos desarrolladores buscaron llevar al plano realista, “pero con mucho estilo”, según las notas de producción de la cinta. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/19/arquitectura_detective_pikachu_pokemon_8561_3000x.jpg

Letterman hizo mancuerna con el diseñador de producción Nigel Phelps para construir una ciudad que resultara familiar y a la vez desconocida y sin una ubicación precisa. “Tomamos Londres como base, pero terminamos con una mezcla entre dicha ciudad, Nueva York y Tokio”, explica Phelps, quien precisa que hay algunas contradicciones intencionales. “Los autos se conducen por la izquierda, pero tiene cierto aire estadounidense”.

Rodada en Inglaterra y Escocia, algunas de las escenas de la película, adquieren una mayor sensación inmersiva producida por los paisajes citadinos que se extendieron digitalmente. Phelps ha explicado que en muchos de ellos trataron de mantener una estética afín a las clásicas historias de cine negro mediante contextos fríos, oscuros y muchas sombras capaces de transmitir sensaciones como emoción o peligro. Los toques de color recayeron en la presencia de letreros neón y los Pokémon, que determinaban los tonos de los sets, desarrollados en los Estudios Shepperton y Estudios Leavesden. “Las tonalidades neutrales de Londres crean el fondo perfecto, porque los Pokémon son muy coloridos”, señala Phelps.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/19/arquitectura_detective_pikachu_pokemon_2894_3000x.jpg

Los Pokémon, las criaturas que habitan este universo, fueron pieza clave. No solo dominan la trama sino que además, sus texturas y colores fueron fundamentales para determinar el color de los sets y dar un chispazo de color a los ambientes sombríos. “Una de las primeras cosas que hicimos fue pegar en la pared a todos los personajes de cada escena para definir los colores de los sets”.

Para crear a estas criaturas, que suelen tener algunas similitudes o referencias de animales reales, las compañías de efectos visuales Moving Picture Company y Framestore se basaron en la fisonomía de águilas, ratones, tortugas, entre otros para que el diseño de las criaturas ficticias tuviera mayor fidelidad. AD acudió a la función de prensa del filme y en algunas escenas el detalle es tal que se aprecian texturas como pieles rugosas, otras más viscosas de Pokémon acuáticos y hasta el detallado pelaje de Pikachu.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.