Cinco cosas que cambió Apple en el diseño
Porque la apariencia también importa, esta compañía es una experta en la estética de sus productos, ¡te lo comprobamos!
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/40/apple_699_615x.jpg

Apple es un referente de innovación. En más de 40 años de historia ha sido punta de lanza de la industria por introducir gadgets que cambiaron nuestra forma de realizar las actividades diarias: desde el mouse hasta la tienda de música en línea, sin contar el teléfono inteligente y la transición a la tableta, la empresa ha revolucionado en pocos años la manera en cómo interactuamos con la tecnología. Sin embargo, el éxito de estas piezas no sólo fue su innovación, sino la forma en la que están hechas.

El diseño de la empresa estadounidense ha sido una característica imprescindible. Su logo es en sí mismo es un ejemplo del posicionamiento de la marca y de su filosofía que apela a la simplicidad, por lo que se ha convertido en una pieza de deseo. Es por ello que te compartimos cinco momentos clave de la compañía que ha consolidado su lugar como uno de los favoritos entre los amantes del diseño y la tecnología.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/40/apple_6090_3000x.jpg

En 1998, Apple lanzó al mercado la iMac G3, la primera computadora con puerto USB y con el CPU integrado al monitor. Este era en forma de huevo, cubierto en la parte trasera de un plástico azul transparente, que permitía ver las entrañas del aparato. Su éxito fue tal que se volvió un referente de la cultura pop de los 90.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/40/apple_808_2275x.jpg

La introducción de un dispositivo portátil para reproducir música a principios de los 2000 dio a Apple la posibilidad de experimentar. El resultado fue el iPod, cuyo primer modelo era un aparato blanco, con una pantalla LCD y una rueda central de clic para la navegación. En general, la apariencia era sencilla y relajada. Luego se dieron cambios hacia el manejo táctil, pantallas más grandes y menores espesores. Pero quizá de los cambios más importante fue la sustitución a una carátula color aluminio, algo que volvió al iPod en un objeto elegante. De ahí se dieron los icónicos nano, shuffle y touch, en colores y tamaños diferentes.

((Los 5 estadios de FUTBOL más tecnológicos del mundo.))

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/40/apple_4799_3000x.jpg

El siguiente salto en diseño se dio con el primer teléfono inteligente, el iPhone, en 2007. Apple venía de presentar variedades del iPod, pero ninguno con una pantalla táctil de tamaño completo, hasta este momento. Además, la carcasa trasera estaba dividida a la mitad: la de arriba era de aluminio, y la inferior de plástico color negro. Hoy, es una pieza de colección, cuyas cajas cerradas pueden llegar a valuarse en miles de dólares.

La revista Time, en aquel año, calificó el aparato como el "Invento del año". Entre varias de sus razones, una fue el diseño, que otras firmas de tecnología no se tomaban en serio.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/40/apple_9327_3000x.jpg

El último de los elementos de innovación en los aparatos puede contarse en los AirPods, un par de audífonos sin cable de apenas 4 gramos. Su diseño fue controvertido por el tamaño y por incluir un estuche cuadrado y sencillo para recargarles la batería. Sin embargo, son ya una pieza icónica de los últimos años, no sólo por su funcionalidad, sino por la forma y el color distintivo (en blanco) que se asocian inmediatamente con Apple.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/40/apple_9410_3000x.jpg

Finalmente, la compañía también cambió la forma de vender. Hasta antes del 2001, los aparatos de tecnología se ofrecían en tiendas especializadas, aglutinados entre competidores. Sin embargo, Apple le dio un giro al lanzar la primera de sus tiendas en 2001. Al principio este cambio no fue un ejemplo en sí mismo de interiorismo y arquitectura, pero al paso de los años se integraron transparencias en los espacios y diseños elegantes que han reflejado la característica estética. Tal vez una de las más icónicas sea la de Nueva York, cuya caja de cristal a nivel de piso de la Quinta Avenida es sólo el acceso. También destacan la de Regent Street en Londres -en un edificio de época-, la de Cupertino en California con su enorme techo flotado o en Ginza, Japón destaca una caja cerrada color aluminio únicamente con la manzana en la fachada.

 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe a tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.