Los momentos que han marcado el diseño en la aviación
El hombre ha estado siempre obsesionado por conquistar los aires, y ha echado a volar su imaginación en busca de alas.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/49/momentos_marcado_diseno_aviacion_7174_615x.jpg

La idea de voltear a los cielos en afán de explorarlo y surcarlo es ya bastante antigua. Como ejemplos, los ornitópteros, las máquinas de vuelo de Da Vinci; o Franz Reichelt, el sastre francés que diseñó su propio traje de pájaro y se lanzó desde la Torre Eiffel en 1912 -aunque fracasó-. Hasta el primer vuelo en una máquina más pesada que el aire, para algunos en 1903 por los hermanos Wright, y para otros en 1906, cuando Alberto Santos Dumont recorrió 60 metros a una altura de entre dos y tres metros. A partir de ahí, el plan de emular a los pájaros empezó a tomar forma.

Pero la historia de la aviación como hoy la conocemos no sería lo mismo sin los vuelos trasatlánticos, que han registrado momentos clave. De esta línea del tiempo recuperamos aquellos que han redefinido la experiencia de volar.

((Cuando el diseño causa polémica: el nuevo logo de la CDMX))

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/49/momentos_marcado_diseno_aviacion_6046_1800x.jpg

- A inicios del siglo pasado, los primeros aeroplanos eran construidos en materiales como madera, hasta 1912, cuando se hizo el primer avión totalmente metálico, llamado Tubavión. Después de eso, la inclusión de motores con mayor potencia, la mejora aerodinámica, y el uso de los aviones en la Primera Guerra Mundial potenciaron la aviación hasta ser una industria naciente: uno de los primeros cambios que marca esta historia se da con la aparición de las primeras aerolíneas comerciales, KLM en Europa, y Avianca en América, en 1919, y los primeros vuelos entre continentes con tripulación.

- Tras añadir kilómetros, velocidad y altitud a los vuelos conforme avanzaban los años veinte y treinta, la siguiente innovación vino con el Douglas DC-3, una aeronave de fuselaje más ensanchado que por primera vez podía transportar 21 pasajeros. Una de sus características más importantes fue ser el único avión de tren de aterrizaje retráctil, que podía hacer la maniobra de contacto con tierra con las ruedas dentro sin dañar las hélices o la estructura. Además, tenía técnicas muy avanzadas para la época, como el piloto automático y los sistemas de radionavegación. Fue lanzado por Trans World Airlines, la aerolínea estadounidense fundada en 1925.

((Las mejores y peores plantas para un hogar pet-friendly))

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/49/momentos_marcado_diseno_aviacion_1959_1800x.jpg

- Las mejoras también trajeron complicaciones: elevarse más tuvo como consecuencia perder oxígeno y que pasajeros y tripulación tuvieran mayores problemas para respirar. La respuesta fue la cabina presurizada, instaurada por primera vez antes de la Segunda Guerra Mundial en el Boeing 307 Stratoliner, cuyo morro (parte delantera) era de forma alargada y el fuselaje circular y cónico hacia los extremos, en los cuales estaban las filas de asientos acomodados de dos en dos, con un pasillo en medio para tránsito.

- De la mano de las operaciones militares hacia los 40, llegó con Boeing un avión con mayores capacidades de carga, que si bien era exclusivo de uso militar pronto vio su traslado al uso comercial. Así surgió el homónimo de la compañía bajo el número 377, cuya característica de amplitud interna contaba con dos cubiertas comunicadas por una escalera de caracol. A partir de ahí, comenzó la era de los dos pisos.

- Luego de introducir el primer avión de turbinas hacia 1952, tener un accidente en el mar en parte por el diseño cuadrado de las ventanillas, y desde ese momento plantearlas ovaladas, llegó el Boeing 747, un modelo de fuselaje ancho con tres filas de asientos separadas por dos pasillos. Fue presentado en 1968, y sería por varios años el más grande del mundo hasta la aparición del Airbus 380.

((10 piezas para resaltar cualquier espacio del hogar))

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by ExtravagantVacations (@extravagantvacations) on

- Los vuelos supersónicos se sumaron en los años sesenta a la evolución de la aviación. Con el avión soviético Tupolev T-144 y el franco-británico Concorde, se logró la transportación de pasajeros. La fisonomía era alejada de todo lo conocido hasta el momento: diseño de ala en delta, la punta aerodinámica con posibilidad de descender y un fuselaje circular y delgado para ambos, pero timones de tipo canard para el T-144, mientras que alerones flexibles y ventanillas más pequeñas que las de un avión normal, para el Concorde.

- Las últimas transformaciones para viajar por aire vinieron con el avión más grande hasta ahora: el Airbus A380, una aeronave de dos cubiertas a lo largo de todo el fuselaje, unidas por dos escaleras, una en popa y otra en la proa. En algunos casos, es posible encontrar servicios especiales como cabinas privadas, camas y reclinables, y hasta salones. 

 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.