10 películas ganadoras al Oscar por "Mejores Efectos Visuales"

Según los Academy Awards, estos son los filmes que resaltan por su uso innovador de la tecnología.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2020/04/oscar_2020_las_peliculas_ganadoras_con_los_mejores_efectos_visuales__1906_615x.png

Cuando vemos una película, los efectos visuales juegan un papel fundamental para fortalecer el discurso del autor y la historia o acaso, ¿te imaginas la saga de Avengers sin todas esas batallas, edificios colapsados, mundos paralelos, extraterrestres e incluso lugares en otras galaxias?

En el caso de las películas de 2019 nominadas en la edición 92 de los Oscar, resalta por ejemplo El Irlandés, donde los efectos visuales no son exclusivos de los filmes de acción pues gracias a la tecnología utilizada en esta cinta podemos observar a un Robert De Niro y un Al Pacino décadas más jóvenes.

En la actualidad, la innovación tecnológica y las más sofisticadas herramientas digitales se han convertido en una parte fundamental de la realización cinematográfica, tanto que actualmente es difícil encontrar una producción de éxito que no haga uso de ello.

Parque Jurásico (1993)




En un primer momento a Spielberg se le ocurrió la idea de hacer los dinosaurios con animatronics a tamaño real. Técnica que, mediante el uso de mecanismos robóticos o electrónicos, simula el aspecto y comportamiento de los seres vivos empleando marionetas u otros muñecos mecánicos, pero pronto se dio cuenta de que eso era demasiado complejo y tardado.

Fue entonces cuando reunió a los mejores creativos de la industria, especializados en efectos especiales. Sus nombres: Stan Winston, quien creó el exoesqueleto de Terminator se encargaría de algunos de los animatronix, Michael Lantieri, tenía el cometido de supervisar los elementos interactivos, Phil Tippett, quien traía un Oscar bajo el brazo por El Retorno del Jedi, sería el director del Go-Motion y por último Dennis Muren, que había supervisado los efectos de Star Wars junto con E.T. Para hacer historia mostrando a los dinosaurios más reales de la historia del cine en postproducción.

Matrix (1999)

El filme más popular de las hermanas Wachowski representa un thriller futurista y salvaje, destinado a subyugar la imaginación, combina una tradicional premisa de ciencia ficción con una tecnología visual impresionantemente novedosa para finales del siglo XX. Su mérito: con 200 planos de efectos especiales, que ocupan el 20% de su metraje, Matrix puede alardear de haber popularizado esta técnica que combina la imagen ralentizada con movimientos de cámara extremadamente rápidos.

El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo (2001)

La dificultad de semejante tarea se aprecia echando un vistazo a unas cuantas cifras: un millón de metros de película filmados, más de veinte mil extras, 350 decorados, 274 días de rodaje con actores, y más de 180 técnicos dedicados a crear los efectos digitales. Por primera vez en una producción, una enorme base de datos de computadoras almacenaba cada fotograma en una biblioteca digital que podía instantáneamente analizar y hacer una referencia cruzada a cualquier elemento que aparecía en la cinta.

En tanto, Massive, el software patentado de simulación de comportamiento de multitudes de Weta (compañía de efectos especiales), ayudó a construir las enormes escenas de batalla en la película. Cada personaje en la multitud se mueve en respuesta a su entorno y las acciones de otros personajes.

El curioso caso de Benjamin Button (2008)

Un hombre (Brad Pitt) nace con ochenta años y va rejuveneciendo a medida que pasa el tiempo; es decir, en lugar de cumplir años los descumple. Premisa que obligaba a la producción a dar un paso más allá para ofrecer un trabajo creíble y visualmente atractivo.

Cada escena fue meticulosamente rodada desde cuatro ángulos diferentes para hacer esto posible; se recurrió a tres actores, a los que se les puso la cara de Brad a través de computadora usando un modelo 3D, también se suavizaron sus líneas de expresión y tipo de piel exacto, así como el brillo de los ojos para tener el control absoluto de su corporalidad. Si Jurassic Park tuvo 14 efectos visuales; ésta tiene mil 400.

Avatar (2009)

La visión de James Cameron de un posible universo alterno vibra con la excitación del descubrimiento y el asombro. No sólo por la visión de rinocerontes de seis patas o de dragones con alas de mariposa, sino por las miles de horas de trabajo en postproducción que se unen en una epifanía creativa para generar ilustraciones animadas en totalidad por computadora.

Weta Digital fue la compañía especializada en efectos digitales encargada de que el producto final se viera exactamente como el director lo había imaginado; un trabajo arduo y tardado, se tomaron 2,200 tomas, el diseño del universo avatar tardó aproximadamente 4 años, se diseñó un software especializado en la animación de las explosiones, y la animación de los actores que fue con una cámara colocada enfrente de su rostro y puntos de movimiento en las mayores líneas faciales, extremidades y articulaciones para ofrecer una réplica virtual e idéntica de las actuaciones.

El Origen (2010)

Con esta película, el director y guionista Christopher Nolan no sólo afianzó su estatus como uno de los directores más innovadores de Hollywood, llevando a la pantalla grande sueños dentro de sueños. Tarea premiada, gracias a los efectos empleados en la trama que atrapa a la audiencia y la envuelve en una impresionante visión de realidades alternas con mundos creados al gusto del inconsciente mediante diversos sets de grabación con movimiento, metros de pantalla verde, piscinas de gran profundidad y varios dobles de acción, pues el director prefiere integrar los efectos visuales de manera artesanal en la mayoría de sus producciones.

Gravedad (2013)

Con esta magna producción Alfonso Cuarón se convirtió en referencia obligada de los mejores directores del mundo, colocando su nombre con letras de oro en la industria de Hollywood. La película representó un triunfo artístico que reconcilia a la ciencia con la ficción y también la poesía siendo la prueba de que la tecnología bien empleada para envolver una historia puede ser un gran recurso en el cine moderno para conectarse con el espectador. Gracias a este filme, se reinventó el uso del 3D.

Los efectos visuales estuvieron a cargo del estudio Framestore. La mayoría de las tomas tienen como únicos elementos físicos en la cámara los rostros de los protagonistas, mientras que el cielo iluminado por las estrellas, el planeta Tierra, la nave espacial, escombros e incluso los trajes espaciales fueron creados digitalmente. Además de utilizar una combinación de cámaras de movimiento controlado y torres de luz para simular los efectos de la microgravedad para la película.

Interestelar (2014)

Viajar más allá de nuestra galaxia para descubrir algún planeta en otra galaxia que pueda garantizar el futuro de la raza humana, requiere sin duda, gran astucia por parte del director y un equipo multidisciplinario y de gran prestigio para cubrir el concepto. 

Un equipo de expertos liderado por el astrofísico Kip Thorne, asesor contratado por Nolan para otorgarle mayor credibilidad a su filme, aportó los cálculos necesarios para darle vida a Gargantúa, un agujero negro de sorprendente realismo, logrando captar con gran exactitud lo que un hombre vería al orbitar cerca de uno de estos gigantes cósmicos, creando un extraordinario halo de luz alrededor de la esfera negra. Un llamativo descubrimiento que podría situar al diseño de efectos especiales en un lugar de gran interés para la ciencia.
 

Star Wars episodio VII: El despertar de la fuerza (2015)

Esta película ganó el título de ser la cinta más taquillera de la famosa saga, con un total de 2,068,22 millones de dólares recaudados y es sencillo saber porque, basta con ver el trabajo realizado en cada escena para transportar al espectador a otros planetas, haciendo posibles escenarios impresionantes en sus detalles y por lo tanto creíbles para la historia utilizando cientos de gráficos por computadora.

Una tarea titánica e impecable con el objetivo de satisfacer las expectativas de un público increíblemente exigente. Los efectos especiales siempre han sido una parte importante de la franquicia Star Wars a cargo de Industrial Light and Magic fundada por George Lucas en los años 70.

Blade Runner 2049 (2017)

Un Blockbuster exquisito que no pretende negar su origen narrativo de largometraje hollywoodense, es profunda sin ser demasiado pretenciosa y mantiene al espectador emocionado hasta el final gracias a la potencia de sus imágenes y sonido, elevando la experiencia en escenas trabajadas toma por toma por medio de los más sofisticados programas de edición e ilustración, pues cada imagen necesitó diversos retoques que permitiera obtener la energía de la potencia visual requerida en colores eléctricos de neón para unificar el universo futurista de la trama.

Deak Ferrand, director de arte y artista conceptual, trabajó directamente en la conceptualización con el director Denis Villeneuve en los estudios de Rodeo FX en Los Ángeles para hacer que los efectos, mantuvieran la estética de la cinta de Ridley Scott.

 

Mira este video y conoce más detalles sobre los Premios Oscar. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes