Roche Bobois en Artz Pedregal
La legendaria firma de diseño se traslada a la nueva sede del lujo en el sur de la CDMX.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/44/roche_bobois_en_artz_pedregal_4579_615x.jpg

La imponente arquitectura de Grupo Sordo Madaleno recibe en su primer piso al nuevo showroom de la casa francesa Roche Bobois. No es fortuita la elección de esta locación, pues la estructura alberga, desde marzo, a las casas de diseño más prestigiosas a nivel nacional e internacional. Roche Bobois no podía quedarse atrás, pues desde sus inicios, en 1960, se ha caracterizado por siempre estar a la vanguardia de la escena.

El espacio está destinado a las colecciones Los Contemporáneos y Noveaux Classiques con un interiorismo sencillo y abierto que permite al visitante transitar libremente por el complejo para dejarse maravillar por las piezas que exhibe. El protagonista de la escena es el savoir faire de Roche Bobois que se palpa desde el mostrador, hasta la atención de los especialistas que están para asesorar al visitante en la búsqueda del hogar perfecto. Los Contemporáneos es una confluencia intrínseca entre colores, materiales, manufactura y diseño con el marcado buen gusto de la firma. Se trata de una abstracción de las tendencias actuales por parte de su grupo de diseñadores y de colaboraciones con iconos de la moda. Por otro lado, Noveaux Classiques reinventa estilos de antaño y los reinterpreta para acoplarlos al modo de vida actual, un ejercicio que deviene en más que muebles: son piezas de diseño artesanales con identidad marcada y firme que superan tendencias y épocas. No cabe duda que la firma tiene a bien decir que sus creaciones son un reflejo de “un art de vivre `a la francesa´", pues entre ambas colecciones existe un hilo conductor visible: la pasión por el buen vivir.

Su showroom funciona también como un laboratorio de ideas para los amantes del diseño, pues la personalización del mobiliario forma una parte esencial de sus preceptos: “Un mueble Roche Bobois, es ante todo un mueble que tiene una personalidad única, hecha de múltiples personalidades: la del creador que lo ha imaginado con su talento, audacia e inventividad, y la suya propia [refiriéndose al cliente], con su libertad y creatividad”. La identidad del adquisidor se refleja en los detalles, ya que tiene completa libertad creativa para pensar las formas, los colores, los materiales y los acabados para conseguir el mueble ideal. Se podría decir que  cada mueble es una pieza única, una colaboración íntima entre iconos y usuarios.

Si buscas inspiración y altas dosis de gran diseño este es, sin duda, el santuario del diseño internacional que necesitas visitar.