Consejos para decorar tu hogar según Martha Stewart
Aplica las enseñanzas de la gurú del estilo y haz que el diseño de interiores sea una labor fácil con soluciones llenas de creatividad.
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/consejos_decoracion_hogar_martha_stewart__5744_615x.jpg

A veces, la labor de ambientar nuestro hogar no es tan sencilla como imaginamos. Elegir de entre múltiples estilos y adecuarlos a las características de los espacios y a nuestra propia personalidad puede tornarse complicado, pero sobre todo los resultados pueden ser adversos. Por ello, una guía de consejos para hacerlo como todo un profesional siempre es útil, y más si viene de una de las figuras más experimentadas en el ámbito.

((Leer más: Los 10 artículos básicos de cocina para tu primer hogar.))

Alguien de quien se pueden recuperar importantes enseñanzas es de Martha Stewart, la emblemática figura del estilo, la decoración y la cocina de Estados Unidos, y sobre todo del DIY. La trayectoria de Stewart comenzó con un servicio de catering desde su cocina y pronto se convirtió en toda una experta en el estilo de vida enfocado en el hogar. Con esta referencia, repasamos sus consejos para que tu próxima intervención de decoración sea todo un éxito.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Architectural Digest México (@admexico) el

Color, la base principal

De acuerdo con Stewart, el color es el elemento principal del diseño, incluso cuando se eligen tonos neutros, pues tiene el poder de generar una experiencia sensitiva y de transmitir el mensaje de lo que nos gusta y quiénes somos.

La mejor opción es mezclar combinaciones de colores que puedan crear ambientes bien diferenciados: rojos y amarillos para un mood cálido; beige y verde darán la sensación de relajación; azul claro y verde para un ambiente refrescante o una mezcla colorida para dar en el punto lúdico. Y si lo que se busca es algo más dramático, con carácter fuerte, sin duda una opción son los tonos oscuros como el negro o los azules profundos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Guilherme Torres (@guilhermetorres) el

Encuentra un centro

Tener un punto focal es algo importante para comenzar con la decoración de una habitación, por ejemplo la sala de estar. Las opciones pueden ser una pieza de arte o el sistema de entretenimiento. Aquí el truco está en que no todos los muebles vean hacía ese punto protagonista, pero sí que el espacio completo lo tenga en cuenta.

Además, puede hacérsele un centro a la habitación, por ejemplo con una mesa de café o un grupo de sillas. Y si se trata de un espacio muy grande, pueden hacerse varios centros en diversas áreas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Martha Stewart (@marthastewart) el

Funcionalidad primero

Algo que debe tomarse en cuenta a la hora de ambientar tu hogar debe ser la utilidad de ese lugar. Es decir, la clave estará en saber cuántas personas usarán la habitación y para qué se usará.

A partir de eso puede decidirse el estilo, el diseño y por su puesto la cantidad de muebles que se necesitarán. Una vez que se sepa eso, hay que balancear los tamaños: pensar primero en las piezas más grandes y colocar alrededor las pequeñas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Pottery Barn (@potterybarnmx) el

Suma textura y dimensión

Esta es una forma de darle atractivo visual e interés a un espacio. Una fórmula puede ser con obras de arte, fotografías, estantes y hasta espejos en las paredes.

En algunos casos, está técnica además ayudará a ahorrar espacio, por ejemplo en una cocina, en la que pueden crearse estantes visibles en paredes o incluso colocar racks para los utensilios, lo que permitirá mantener ordenado, dar contrastes de texturas e incluso añadir destellos de color.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Zara Home (@zarahome) el

Imprescindible, incorporar luz

De acuerdo con Stewart, hay que agregar suficientes capas de luz para conseguir una habitación bien iluminada y con mayor sentido de amplitud. Una fuente de luz en el techo, así como la incorporación de lámparas diversas -como de mesas auxiliares- e incluso acentos de iluminación y hasta velas podrán ayudar en este objetivo.

En cuanto a las fuentes naturales, esta especialista recomienda colocar los muebles alrededor de la ventana para aprovechar la fluidez de la iluminación y apreciar la vista desde un punto cómodo.

Como extra a estos consejos, puedes recurrir a una enseñanza más de Martha Stewart que podría aplicarse en cualquier situación: “Sin una mente abierta, nunca se puede tener un gran éxito”.