Un edificio de departamentos con alma de loft artsy en Nueva York

En una construcción histórica del barrio de Tribeca, este tríplex fusiona materialidad y atemporalidad.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/47/casa_tribeca_sala__8602_615x.jpg

INTERIORISMO: THOMAS JUUL-HANSEN

En el corazón de Manhattan, una antigua escuela de arte, que se albergaba en un edificio de 10 pisos que data de la preguerra, fue recientemente transformada en 27 viviendas contemporáneas de lujo, gracias a BKSK Architects —quienes se encargaron de la arquitectura—, y a Thomas Juul-Hansen (originario de Copenhague y basado en Nueva York), quien concibió el diseño interior.

En la entrada, grandes puertas de vidrio y de bronce invitan a acceder al lobby, donde Thomas Juul-Hansen creó una pared de vidrio, que es el punto de enfoque del espacio, y que da hacia un patio escultural encantador. Los moradores del edificio tienen acceso a un jardín en el techo, un gimnasio y una sala de juegos para niños.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/47/sala_nueva_york_tribeca__9833_3000x.jpg

En el marco de este proyecto de renovación, se diseñaron tres departamentos excepcionales. Cada uno se extiende en tres niveles (conectados por una escalera y un elevador), y cuenta con entrada privada y su propio spa.

De una superficie de 573 metros cuadrados, uno de ellos —llamado Townhouse A— consta de cuatro dormitorios. El nivel principal reúne la amplia sala que destaca por su fluidez, la cocina (con electrodomésticos de Miele y Sub-Zero), que da hacia un espacio-comedor, una sala de televisión y un dormitorio con sala de baño.

Thomas Juul-Hansen escogió una paleta de colores exclusiva y materiales naturales refinados, como la piedra y el mármol. Su objetivo fue dar vida a una atmósfera acogedora, donde las líneas depuradas y la estética contemporánea destacaran. Obras de arte complementan las piezas de mobiliario modernas, así como las lámparas esculturales en los espacios colmados de amplias ventanas —que dejan entrar la luz natural en abundancia—. La recámara principal y su sala de baño, el family room y dos dormitorios ocupan el nivel superior.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/47/habitacion_nueva_york_tribeca__8891_3000x.jpg

La sensación de loft se nota en cada área del tríplex, donde Thomas Juul-Hansen hizo todo a la medida para concebir un hogar de ensueño cálido, a pesar de la gran escala. Materialidad y atemporalidad se fusionan en el departamento que aloja un spa privado con una piscina, sauna, y un baño turco en el nivel inferior.

Para el danés, quien estudió Arquitectura en la Universidad de Miami y en la de Harvard —antes de trabajar en Richard Meier & Partners Architects y de lanzar su despacho en 2003—, fue natural entender qué tipo de residentes vivirían ahí, pues él reside en Tribeca hace 20 años.

El bienestar, el nivel de confort y privacidad, el uso de acabados sofisticados y el carácter acogedor fueron elementos clave para diseñar este espacio. A la venta por poco menos de 10 millones de dólares, combina lo mejor de un hotel cinco estrellas con un contexto residencial en pleno Nueva York. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/47/piscina_nueva_york_1031_3000x.jpg

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes