Eclecticismo sin miedo en Sao Paulo
Este departamento brasileño combina referencias modernistas y minimalistas en un ambiente personal.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/14/eclecticismo_en_sao_paulo_4613_615x.jpg

Diseño Interior: Pascali Semerdjian Arquitetos

Incluir influencias del pasado en una vida anclada al presente es lo que los moradores de este departamento brasileño hacen día tras día. Desde el vestíbulo de su hogar, se nota este equilibrio perfecto: por un lado, las paredes son de ladrillo expuesto con pintura descascarada; por otro, las obras que adornan el espacio son de los artistas contemporáneos del graffiti, Interesni Kazki y BLU.

Con su vibra urbana y toques antiguos, la entrada actúa como una transición entre el bullicio de la calle y el sereno departamento de 110 metros cuadrados que destaca por su estética modernista con piezas escandinavas y brasileñas.

En un edificio construido a comienzos de los años 60, los espacios fueron reorganizados por Pascali Semerdjian Arquitetos para proporcionar una sensación de mayor apertura y fluidez. El simple hecho de haber quitado las paredes de la cocina y de la entrada de servicio, así como de uno de los dormitorios, permitió ampliar la sala, que ahora alberga el cuarto de televisión, la biblioteca y sala de lectura, el comedor y la cocina.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/14/eclecticismo_en_sao_paulo_5466_1800x.jpg

Los arquitectos utilizaron los materiales y los colores como herramientas para delimitar las distintas áreas. Por ejemplo, en la cocina, pequeñas baldosas hexagonales blancas reemplazan el suelo de parquet.
En la sala, una estantería hecha a la medida exhibe los libros y algunas obras de los dueños.

Con sus líneas depuradas, esta pieza de mobiliario de metal, pintada en blanco, ocupa una pared completa. En la parte superior, dos nichos crean un contraste visual sorprendente. Estos elementos recuerdan las ventanas de las iglesias de Armenia, como en la película "The Color of the Pomegranates" de Sergei Paradjanov, haciendo una sutil alusión a los orígenes de los dueños.

En la pared de enfrente, el equipo de Pascali Semerdjian Arquitetos diseñó un mueble de estilo mid-century con bloques de mármol y de madera que se imbrican. 

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/14/eclecticismo_en_sao_paulo_5690_1800x.jpg

Varias piezas de mobiliario escandinavas, como los sillones Papa Bear de Hans Wegner, la Rocking Chair de Fredrik Kayser, la silla Pernilla de Bruno Mathsson y la coffee table Minerva de Peter Hvidt conviven con muebles concebidos por Pascali Semerdjian Arquitetos, como el sofá diseñado en colaboración con Etel Interiores.

El mix se refleja también en las obras de arte: piezas de los artistas brasileños OsGemeos, Arcangelo Ianelli y Di Cavalcanti, así como fotografías de los japoneses Nobuyoshi Araki y Daido Moriyama.

En el dormitorio principal, la estética minimalista predomina favoreciendo la impresión de estar en un refugio. Varios materiales se fusionan, como la cabecera de cuero y las mesitas de noche —diseñadas por Pascali Semerdjian Arquitetos— conformadas por una gran piedra con un soporte de metal.

Chic y bohemio, con referencias a las culturas de Brasil, Escandinavia y Armenia, y con una combinación de materiales brutos y nobles, este departamento ilustra cómo crear armonía de forma sorprendente y delicada.