Jonathan Adler explora su lado más excéntrico en su hogar neoyorquino

El diseñador nos demuestra que un interiorismo sin reglas puede ser increíble.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/42/departamento_89_615x.jpg

Interiorismo: Jonathan Adler

Desde el exterior, el edificio de los años 20 situado en Greenwich Village, Nueva York, que alberga el departamento del diseñador Jonathan Adler, no llama especialmente la atención, pero en el interior ocurre todo lo contrario. “Mi marido, Simon Doonan, era dueño de la propiedad de enfrente cuando lo conocí. Tuve que esperar a que la vivienda al lado de la suya estuviera disponible para que pudiéramos combinar ambas”, recuerda Jonathan. Lo tan esperado sucedió en 2001, y permitió crear un dúplex de 275 metros cuadrados, donde la pareja vive desde entonces con su mascota FoxyLady.

Leer más: ¡Bienvenido al hogar de Poppy y Cara Delevingne en Los Ángeles!

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/42/departamento_5440_2275x.jpg

En 2018, Jonathan decidió transformar los espacios y la decoración del departamento, cuyos techos de más de cuatro metros de altura dan una sensación de majestuosidad, amplitud y luminosidad. La sala, el comedor, la biblioteca, la cocina, el dormitorio principal, dos baños y un vestidor ocupan ahora el nivel de abajo, mientras que una segunda habitación, otro vestidor y la zona de servicio se sitúan en el piso de arriba. Preservar la arquitectura tradicional siempre fue importante para Adler, pero en cuanto a la decoración, no respetó regla alguna, excepto la de reflejar una libertad estética total. “Hice casi todo, así que, para bien o para mal, estar en el interior es como estar en mi mente”.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/42/departamento_8512_3000x.jpg

En su refugio personal —que comparte con la gente que ama y que considera su laboratorio creativo—, Jonathan concibió muebles y accesorios como mesas, bancas, espejos y cerámicas. Los combinó con piezas de sus diseñadores y artistas favoritos como el mexicano Pedro Friedeberg con sus sillas Mano, Ashley Hick para los papeles tapiz, y Paul Evans para la cama, entre muchos otros. Un sinfín de colores vibrantes, estilos y épocas se fusionan en todos los espacios, que son una oda al fabuloso cosmos de Jonathan.

Leer más: Así lucía el departamento donde vivió la diseñadora Coco Chanel en París.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/42/departamento_1273_2275x.jpg

Para escoger el biombo de Fornasetti, el busto de Michael Jackson —comprado en un mercado de pulgas—, el sofá de Vladimir Kagan y la pintura de Sante Graziani, que adornan varias áreas, Jonathan siguió sólo un criterio: que el objeto o la obra le fascinara. “Mi hogar es muy neoyorquino y aquí me siento como la versión más glamorosa de mí”. Insospechado y atrevido, este departamento honra a lo divertido y se aleja de todo lo soso y aburrido. Para Jonathan, “The Village es un universo alternativo donde cualquier sueño creativo puede volverse una realidad”. Ya tenemos la prueba.

¡No te pierdas en la galería todos los espacios!

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.