Lo que tu pequeña cocina necesita no son 4 sillas, sino una banca
Maximiza el uso de tus metros cuadrados y diseña una cocina súper funcional.
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/45/pequena_cocina_cuatro_sillas_banca_4838_615x.jpg

Llega un momento en la vida de todo ser humano cuando te das cuenta de que te has convertido en todo un adulto y ya no te es posible seguir comiendo en tu sofá o en tu coffee table. El miedo a derramar algo en el sofá o los dolores de espalda, harán que te muevas a comer cada uno de tus sagrados alimentos en una verdadera mesa.

Si aún no te sientes listo de graduarte como adulto y utilizar tu comedor en cada comida, te sugerimos algo más casual. La cocina, un pequeño desayunador o una mesa serán la solución perfecta para tu problema.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/45/pequena_cocina_cuatro_sillas_banca_3372_1800x.jpg

Antes de seguir, probablemente te preguntes "¿qué pasa si mi cocina es pequeña?", no te preocupes te tenemos cubierto. Una mesa pequeña, un par de sillas y una banca, es todo lo que necesitas.

La idea es maximizar los metros cuadrados con los que cuentas y aprovechar al máximo el espacio. Nuestra recomendación, combina tu banca con un juego de sillas de estilo diferente así le darás un toque único y muy divertido. 

Aquí, tres maneras de integrar una banca en tu cocina:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by IKEA FRANCE (@ikeafrance) on

La banca de almacenamiento
Para aquellos que no tienen interés en usar un taladro eléctrico para instalar su banca, recomendamos buscar en intenet un banco de almacenamiento cuadrado que usarás como asientos. Píntalo del color de tus paredes para que se mezcle bien y añade el toque de sofisticación con unos cuantos cojines planos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by IKEA FRANCE (@ikeafrance) on

La banca flotante
Si tu principal preocupación no es agregar almacenamiento, una banca flotante podría tener más sentido para ti.
Una de las ventajas de este estilo es que esencialmente "flota" sobre el piso, ocupando menos espacio. Para instalarlo, necesitarás soportes de repisa y un largo trozo de madera que se ajuste al espacio, además de cojines en la parte superior. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by west elm (@westelm) on

La banca personalizada
Digamos que eres dueño de tu casa y buscas asientos cómodos que te ahorren espacio alrededor, este podría ser el momento adecuado para diseñar una banca personalizada.
Con cajones de almacenamiento que se abren desde los extremos, estantes abiertos debajo del asiento, tapicería o simplemente una superficie de madera con almohadas, aquí tú decides con que estilo te acomodas. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.