Rigor arquitectónico y un interiorismo divertido en Australia
Ubicada en Melbourne, esta casa de tres pisos refleja un contraste visual entre afuera y adentro.
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/35/rigor_arquitectura_diversion_interiorismo__8291_615x.jpg

INTERIORISMO: B.E. Architecture

Diseñada por el despacho australiano B.E. Architecture, esta vivienda de 550 metros cuadrados se sitúa en Melbourne. En total, 260 toneladas de granito fueron utilizados para la piel del edificio cuya estructura monolítica parece haber sido esculpida en una sola piedra. 

El carácter permanente del exterior, acentuado por la fachada de granito, se equilibra con la ligereza de los espacios interiores. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/35/rigor_arquitectura_diversion_interiorismo__5185_1800x.jpg

Las áreas de vida reflejan una sensación divertida que corresponde a la personalidad de los dueños. En la sala –que se abre hacia el patio por medio de amplias puertas corredizas de vidrio–, se descubre una mezcla ecléctica de muebles clásicos de diseñadores, piezas vintage y mobiliario hecho a la medida. La mayoría de los elementos tienen colores y texturas y todos se combinan, dando la impresión de formar parte de una colección creada a lo largo de los años. 

Entre los detalles clave, cabe mencionar la lámpara con forma de anillo de cuatro metros que se compone de pequeños círculos de varios colores, arriba de la mesa del comedor que se puede extender para recibir a grandes grupos de invitados. La coffee table conformada por cajas del material Perspex es también uno de los elementos originales en esta casa. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/35/rigor_arquitectura_diversion_interiorismo__8602_1800x.jpg

Varias obras de artistas como David Noonan, Mark Hilton, Heather B. Swann e Imants Tiller –entre otros– adornan los espacios de tal manera que parecen dialogar entre ellas. 

Además de las áreas dedicadas al entretenimiento, el equipo de B.E. Architecture concibió espacios más aislados como la zona donde se prepara la comida, la sala de televisión, la oficina (con dos escritorios para cada propietario) y el dormitorio principal que cuenta con una sala de baño que da hacia un patio. En este refugio exterior, entre los arces japoneses, se esconde una ducha al aire libre

Fuerza y ligereza, opacidad y transparencia, este proyecto fusiona delicadamente los opuestos. 

bearchitecture.com