10 obras de arte que tienes que ver al menos una vez en tu vida

Seguramente has escuchado de estas obras, así que si tienes oportunidad de verlas ¡no te las pierdas!

En el mundo existen miles de pinturas que han marcado un periodo de la historia y son el reflejo de una época. No obstante, hay algunas que vale la pena disfrutar den vivo. Si tienes la oportunidad, no te debes perder estas 10 obras maestras que son un referente en el mundo del arte.

Leer más: Las 10 mejores FUNDACIONES DE ARTE en el mundo.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_5615_3000x.jpg

La creación de Adán, Miguel Ángel (1508-1512)

En la parte central de la bóveda del techo de la Capilla Sixtina, en la Ciudad del Vaticano, se encuentra esta obra que es fundamental para la fe católica. Aunque existe una teoría de que Miguel Ángel habría pintado alrededor de la figura de Dios un bosquejo anatómico del cerebro humano. Esta no sería la primera vez que el artista coloca discretamente su conocimiento científico en sus obras.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_6873_2275x.jpg

La Mona Lisa, Leonardo da Vinci (1503-1506, 1513-1516)

Considerada una de las grandes joyas del museo Louvre, en París, y una de las obras más místeriosas del mundo. La técnica con la que fue pintada ha sido estudiada en múltiples ocasiones por los efectos ópticos en los ojos y su sonrisa vacilante. Además, ha sido sujeta a grandes polémicas, como su rapto a principios del siglo XX. 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_8815_3000x.jpg

El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli (1484-1485)

Esta pintura mítica, tanto por la historia detrás como por su proceso creativo. El cuadro fue pintado de acuerdo con el método de témpera, que a pesar de los siglos que nos separan de su creación conserva su belleza. Su delicadeza es tal, que a primera vista pocos notan la desproporción del cuello de la diosa emergiendo en el mar. Para admirarla a detalle, la puedes disfrutar en la Galería de los Uffizi en Florencia.

Leer más: Cinco películas sobre arte para conocer obras y pintores.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_4962_2275x.jpg

Las meninas o La familia de Felipe IV, Diego Velázquez (1656)

Es una pintura es una de las obras más analizadas en el mundo del arte. La obra gira en torno a la infanta Margarita de Austria, rodeada por sus sirvientes, "las meninas", aunque la pintura representa también otros personajes como el rey Felipe IV y su esposa Mariana de Austria. Lo interesante del cuadro es que está pintado a modo de reflejo y en ella, se descubren muchos detalles que no se aprecian a primera vista, por lo que puedes descubrirlas en el Museo del Prado de Madrid.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_8580_3000x.jpg

Nenúfares, Claude Monet (1915-26)

Es una serie de pinturas de aproximadamente 250 obras, con representaciones del Jardín de Giverny, donde se instaló Monet con su familia en 1890. Los cuadros intentan capturar la belleza de la naturaleza y sus sutiles cambios. Cada uno debían quedar suspendidos (dentro de una estancia circular) para que crean el efecto del transcurso de un día o el de las cuatro estaciones. En el Museo de la Orangerie en París, se encuentran colocados de esta manera, pero alrededor del mundo varios museos lo incluyeron en sus colecciones.

Leer más: El amor en el arte, las pinturas más románticas.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_7526_2275x.jpg

La joven de la perla, Johannes Vermeer (1665)

Considerada la Mona Lisa del norte de Europa, esta pintura ha sido uno de los grandes misterios del mundo del arte. La posición del retrato y el pendiente de perla que destaca en su vestimenta. La obra hubicada en el Museo Mauritshuis, en los Países Bajos, se pudo quedar en el olvido si no hubiera sido comprada a principios del siglo XX, en una subasta por solo unos pocos florines.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_5914_3000x.jpg

La noche estrellada, Vincent van Gogh (1889)

En el MoMA en Nueva York, se encuentra esta obra que representa la vista desde la ventana de la habitación del pintor durante su estancia en un asilo psiquiátrico. La noche era una preocupación constante para el artista que le escribió a su hermana: "A menudo, me parece que la noche tiene aún más colores que el día". La pintura se ha convertido en uno de los emblemas del movimiento impresionista.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_5258_2275x.jpg

El beso, Gustav Klimt (1908-1909)

Este cuadro es quizás el himno más hermoso para el amor de la historia. Esto le valió ser comprado incluso antes de ser completado por el Palacio Belvedere, por un precio faraónico en ese momento, incluso si es mínimo en comparación con el valor actual. La obra tiene un efecto singular por la pintura dorada que se empleó y crea un reflejo único en el resto de los colores. Déjate atrapar por su belleza  en la Galería del Palacio de Belvedere Österreichische, en Austria.

Leer más: Las otras cintas mexicanas que han sido nominadas a Mejor Película Extranjera.



https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/32/arte_3880_3000x.jpg

Guernica, Pablo Picasso (1937)

Creado en respuesta al bombardeo de la pequeña ciudad vasca (Guernica) por la aviación alemana e italiana. En la década de 1940 con la instauración de la dictadura militar del general Franco, Picasso pidió que el cuadro fuese custodiado por el MoMA en Nueva York, con la condición de que fuera devuelto a España cuando volviese al país la democracia, lo cual ocurrió en 1981 donde se expuso al público primero en el Casón del Buen Retiro, y desde 1992, se encuentra en el Museo Reina Sofía de Madrid.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por • Carol • (@carrydam) el

Dos Fridas, Frida Kahlo (1939)

Este autorretrato doble de la artista, es uno de los cuadros más famosos por la pintora mexicana. La imagen duplicada demuestra la dualidad de Frida al ser una imagen duplicada de sí misma a manera de espejo. Tomada de la mano, pero con diferente vestimenta, ambas figuras se encuentran sentadas sobre un banco verde tejido y estar conectadas por una vena a corazón abierto. La obra puede admirarse en el Museo de Arte Moderno, en la Ciudad de México.