Cinco películas sobre arte para conocer obras y pintores
Estas historias de ficción nos muestran el lado humano y más creativo de los grandes genios de la historia.

El cine nos ha regalado imágenes que en sí mismo combinan imaginación, creatividad y detalles estéticos, y si a esto le sumamos poderosas historias, el resultado obvio es lo que nos enamora del séptimo arte: su capacidad para hacernos soñar. Pero también nos ha brindado arte dentro del arte, con pintores, obras y los momentos de creación que merecen ser conocidos y revalorados.

Por eso, repasamos esos filmes que como metalenguaje han hablado de arte.

Van Gogh en la puerta de la eternidad (2018)

Si bien no es la primera película sobre este pintor holandés (antes ya se hizo Loving Vincent y El loco de pelo rojo), sí es un acercamiento más humano. Está protagonizada por Willem Dafoe, y retoma los últimos días de van Gogh al sur de Francia, cuando llegó ahí por el consejo de Paul Gauguin. Justo esa etapa fue la más prolífica en su obra: 75 cuadros en 80 días, lo mismo de viñedos y flores que de su cuarto. Por ello, lo que presenta es a un hombre atormentado, pero capaz de encontrar paz en la naturaleza. La historia fue reconstruida gracias a las cartas que Vincent le escribió a su hermano Theo.

Las cinco galerías de arte que reescriben la escena en la CDMX

Renoir (2013)

Del director Gilles Bourdos, esta cinta muestra al pintor francés en sus últimos años de vida y el triángulo amoroso que lo enlaza a su hijo y a la modelo del pintor, todo sobre escenarios basados en los cuadros del artista y una narración tan pausada como los mismos días de Renoir a esa edad. El resultado es una sensación de revivir las pinceladas ahora en cine, con una historia más contemplativa que significativa, lejos de las peleas y tensiones que un choque sentimental entre tres puede ocasionar. Sin embargo, revela las motivaciones de un hombre mayor y con altos dolores artríticos para seguir plasmando su idea de belleza.

La joven de la perla (2003)

Con Scarlett Johansson como protagonista y basada en la novela histórica de Tracy Chevalier, la historia se centra en este personaje que diera vida al famoso cuadro del pintor holandés Johannes Vermeer. La muchacha se convierte en empleada en la casa del artista, y ante su delicadeza, él comienza a ponerle atención -más ante los celos de la esposa y el carácter de la suegra-. La culminación del filme por supuesto es la concreción de la pintura que hoy conocemos, pero más allá de ello, el valor de la cinta está en la ambientación, la fotografía y la propia paleta de colores que recuerdan tanto a la usada por Vermeer. Fue una cinta altamente nominada desde San Sebastián hasta los Goya y los Globos de Oro.

México se consolida como espacio para el arte contemporáneo en Latinoamérica

Frida (2002)

Salma Hayek interpreta a la icónica pintora mexicana, y aunque la cinta se centra más en la vida amorosa de la artista en lugar de en su obra, es un retrato de varios momentos importantes y personajes allegados a Kahlo: desde el también pintor Diego Rivera, hasta León Trotsky y otras mujeres con las que mantiene lazos sentimentales. Así, la cinta da cuenta de una mujer única, que sufre y refleja su mundo entre la pintura y la imaginación. Se basa en los libros escritos por Hyden Herrera, y mereció dos premios Oscar: uno por maquillaje y otro por Banda Sonora Original.

Sobrevivir a Picasso (1996)

Más que la historia sobre sus pinturas o su técnica, esta cinta se centra en la vida personal del artista español y en sus tratos crueles, sus manías e infidelidades. De hecho, el retrato que se hace de Picasso, y que se basa en la biografía escrita por Arianna Huffington, le valió la oposición de la familia del artista, al grado que las piezas que se usan para ambientar son réplicas hechas expresamente para la película. Lo que cuenta incluye cómo el pintor conoció a François Girot, quien se convertiría en su amante y madre de sus dos hijos, y varios momentos de esta relación enmarcados entre 1943 y 1953. Destaca, además, la actuación de Anthony Hompkins encarnando al pintor, y los escenarios a los que se alude: el estudio en París o la casa en Vallauris.

Destinos para los amantes del CINE

Por su puesto hay una lista más extensa de estos filmes en los que encontramos las anécdotas y vivencias de los genios de la plástica y la pintura. Otras más que podemos sumar son El tormento y el éxtasis (1965), Pollock, la vida de un creador (2000) y La dama de oro (2015).

El ARTE de coleccionar ARTE

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.