Los hechos más importantes en la carrera de Jackson Pollock

El pintor estadounidense creó un estilo único con su obra en medio de episodios polémicos que aquí repasamos.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/33/los_hechos_mas_importantes_en_la_carrera_de_jackson_pollock_4949_615x.jpg

La pintura contemporánea no podría entenderse sin el expresionismo abstracto y sin Jackson Pollock. El artista norteamericano logró la fama en la esfera creativa justo tras la Segunda Guerra Mundial, cuando Nueva York tomó la batuta como capital del arte y abrió la puerta al movimiento que prefería los grandes formatos, cubrir toda la superficie del lienzo y eliminar los elementos figurativos de la composición.

((Leer más: 10 obras de arte que tienes que ver al menos una vez en tu vida.))

En este terreno Pollock se convirtió en especialista e incluso aplicó un método propio de creación que le acarreó positivos y críticas. Y no fueron las únicas, pues el pintor, de quien se dice que no sabía dibujar pero sí de arte, sumó en su vida otros momentos importantes que han abonado a su leyenda. Aquí los repasamos junto a una obra que hoy es considerada de las más caras del mundo.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/33/hechos_importantes_en_carrera_de_jackson_pollock_2535_3000x.jpg

Una técnica singular

Si algo caracterizó la obra de Pollock, conformada por más de 400 pinturas, fue cómo la realizó. Su método consistió en el dripping o goteo, en el que fue precursor y que se convirtió en una de las particularidades del Action Painting –una de las modalidades del expresionismo abstracto-. Para ejecutarlo, se ponía el lienzo en el piso, y ahí, sin pincel, se dejaba chorrear la pintura. Incluso, Pollock subía en altura, pisaba la obra y se tiraba encima de ella. A esto se le sumó el all over, o cobertura total de la superficie. Sin embargo, su forma de trabajo le acarreó críticas en diversos sectores por considerar que lo que él hacía no podría denominarse arte al recurrir a esta forma de acción alejada del tradicional caballete.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/33/hechos_importantes_en_carrera_de_jackson_pollock_8949_3000x.jpg

Los apoyos

Como varios de los más talentosos pintores en la historia, para Pollock fue trascendental el apoyo que tuvo para desarrollar e impulsar su carrera. Desde haber estado bajo la tutela del pintor Thomas Hart Benton en el Art Students League of New York hasta los buenos comentarios de críticos como Clement Greenberg o Harold Rosenberg, hicieron que pronto su trabajo fuera reconocido. Sin embargo, una de las figuras más importantes para esta labor fue la de Peggy Guggenheim, coleccionista de arte considerada su impulsora al incluirlo en una exhibición en 1943 en su galería de arte. Tras el éxito que eso supuso, Guggenheim incluso prestó dinero a Pollock para que comprara su casa en Springs, donde perfeccionó su técnica action painting.
 

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/33/hechos_importantes_en_carrera_de_jackson_pollock_8168_3000x.jpg

Las influencias

Pollock se sintió atraído lo mismo por el muralismo mexicano que por el surrealismo. Con el primero tuvo contacto durante su estancia en la Art Students League, mientras que el segundo fue sumamente importante en los cuarenta en Estados Unidos gracias a la presencia de artistas e intelectuales que habían huido del régimen nazi. Además, pintó bajo la influencia de Picasso y el psicoanálisis jungiano, al cual recurría como terapia contra el alcoholismo. Sin embargo, destaca entre su formación el hecho de haber trabajado en el taller experimental de David Alfaro Siqueiros en Nueva York, donde el mexicano experimentaba con aerógrafos y pintura sintética industrial, y de quien se dice que aprendió la técnica del dripping. También tuvo relevancia la cultura de los pueblos nativos de los Estados Unidos, que conoció cuando acompañaba a su padre en su adolescencia.

Un trágico desenlace

En medio de una vida encumbrada, también hubo problemas para Pollock, en este caso con el alcoholismo. Su abuso con la bebida comenzaron en la adolescencia y no pararon hasta su muerte, que fue causada, a los 44 años, mientras manejaba en estado de ebriedad rumbo a su casa y se estrelló contra un árbol. Intentó controlar la forma de beber incluso con psicoanálisis, pero nada dio resultado: en medio de su tratamiento fue arrestado por estar alcoholizado; se incrementó su problema tras las críticas de farsante en los cincuenta, y finalmente se hizo más agudo cuando, en una muestra en Parsons, no vendió ningún cuadro.