Pablo Picasso: 5 cosas que no sabías sobre el famoso artista
Todo el mundo sabe que Picasso fue el padre del cubismo, pero ¿sabías que una vez fue juzgado en un tribunal por presunto robo de la Mona Lisa?
https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/27/pablo_picasso_pintor__7447_615x.jpg

Pablo Picasso es un nombre que es sinónimo de arte y genio revolucionario. Nacido en Málaga, España, el 25 de octubre de 1881, Picasso fue un prodigio que finalmente se mudó a Francia, donde trazó un nuevo camino para el mundo del arte. Lo que también hizo a Picasso una rareza fue el hecho de que él era un artista que pintaba obras que eran apreciadas cuando aún estaba vivo (por lo general, un artista muere antes de que el público aprecie el peso de su trabajo, como van Gogh). A lo largo de su larga y célebre carrera, Picasso pasó por varias fases artísticas: el Período Azul (1901–1904), el Período de las Rosas (1904–1906), el Primitivismo (1907–1909), el Cubismo (1909–1919), el Neoclasicismo y el Surrealismo (1919). –1929), por nombrar algunos (el resto de la lista continúa hasta su muerte en 1973, a la edad de 91 años). Lo cierto es que el mundo del arte, y hasta cierto punto la cultura popular, nunca fue el mismo después del fallecimiento de Picasso. No solo era uno en una generación, sino uno en una especie: un artista que rompió fronteras tan dramáticamente, que otros artistas solo podían recoger las piezas que dejó en el suelo para aprender y comprender su brillantez. Es por esto que AD presenta cinco hechos menos conocidos sobre el genio de Andalucía.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/27/pablo_picasso_cosas_que_no_sabias_del_pintor__4156_2275x.jpg

1. En 1911, un hombre salió del Museo de Louvre en París con una pintura que sobresalía de su chaqueta. El cuadro era la Mona Lisa de Da Vinci. El hombre que robó la pintura quedó como un misterio. Finalmente, después de semanas de registrar la ciudad, las autoridades trajeron a dos sospechosos: un poeta llamado Guillaume Apollinaire y un joven artista llamado Pablo Picasso. Si bien los dos bohemios no eran santos, ciertamente no robaron la Mona Lisa. La razón por la que las autoridades francesas los persiguieron fue porque se supo que el asistente de Apollinaire había robado dos esculturas africanas del Louvre, y estas obras de arte fueron donadas a Picasso. Según el libro de Norman Mailer, Retrato de Picasso como un hombre joven, durante la audiencia en la corte, Picasso estaba tan destrozado que se derrumbó y lloró, marcando uno de los momentos más humillantes de su vida. Eventualmente, el juez dejó libres a ambos hombres. Años más tarde, en 1914, la pintura fue finalmente encontrada en un hogar italiano. Sin embargo, las buenas noticias fueron de corta duración, ya que la Primera Guerra Mundial estalló unos días después.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/27/pablo_picasso__881_3000x.jpg

2. Picasso fue extremadamente supersticioso. Era parte de su personaje que llevaba consigo desde su juventud, creciendo en Andalucía. El artista sintió, por ejemplo, que el cabello poseía algo mágico. Y eso, dado en las manos equivocadas, incluso el cabello desechado, podría causar daño a la persona de quien provienen. Como resultado, Picasso siempre temía cortarse el pelo. Según una memoria escrita por su ex amante, Françoise Gilot, titulada Vida con Picasso, solo después de confiar plenamente en un peluquero, permitiría que esa persona se cortara el cabello y lo eliminara adecuadamente.

3. Picasso es un nombre que se ve en camisetas y tazas, o se escucha en canciones como "Picasso Baby" de Jay Z. Sin embargo, Picasso no era en realidad el apellido de Pablo. Su verdadero apellido era Ruiz. La familia de Pablo era mejor conocida en la región como hacedores de gambas. No era la ocupación con la que un artista revolucionario quería asociarse. Entonces, tomó el asunto en sus propias manos y, según la biografía del autor John Richardson, A Life of Picasso, cambió su apellido al apellido de soltera de su madre, Picasso. Fue Pablo quien una vez dijo, después de todo, que "en el arte uno debe matar al padre".

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/27/pablo_picasso_artista__7778_3000x.jpg

4. En septiembre de 1998, el vuelo 111 de Swissair se estrelló en el océano Atlántico cerca de Nueva Escocia, matando a los 229 pasajeros a bordo. Si bien la tragedia principal y más obvia del accidente fueron las vidas humanas perdidas en el mar, hubo otra cosa que se derrumbó con el avión que era insustituible: una versión de la pintura de Picasso de 1963, Le Peintre. El cuadro estaba en la bodega de carga del avión, siendo transportado de un lugar a otro. Después de que se completó el esfuerzo de recuperación, un 98% de partes de aviióm fueron encontrados y devueltos a tierra. Sin embargo, el único rastro que quedaba de la obra de arte fue un trozo de lienzo de 20 centímetros que se encontró flotando en los restos.

5. En un artículo de Vanity Fair publicado en 2016, Marc Blondeau, un destacado comerciante de Ginebra y ex jefe de Sotheby´s France, declaró que "si Picasso estuviera vivo hoy, sería uno de los diez hombres más ricos del mundo". Es cierto, no solo sus pinturas valen entre varios millones y cientos de millones de dólares, sino que su marca también se encuentra entre las más mercantilizadas del mundo, apareciendo en ropa y en bares y restaurantes de todo el mundo.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/27/pablo_picasso_cosas_que_no_sabias_del_pintor__5896_2275x.jpg

Texto publicado originalmente en AD US.

(Leer más: Estos son los libros imprescindibles para conocer a José Saramago)

Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.

Tags