• Lugares
  • Alejandro I. López
  • 07|01|2020

5 pueblos medievales españoles donde parece que el tiempo se detuvo

Rodeados de murallas, callejones empedrados, recovecos que guían hacia un casco antiguo y espacios que parecen propios de otra época: estos son los pueblos medievales más bonitos de España.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2020/02/pueblos_medievales_en_espana_6386_615x.jpg

Aunque las grandes ciudades de España son el foco de atracción para millones de viajeros al año, la península ibérica también guarda rincones llenos de cultura, riqueza arquitectónica y una atmósfera única en poblados medievales donde parece que el tiempo se ha detenido.

Estos son algunos de los pueblos turísticos donde los vestigios de la Edad Media se mantienen presentes en sus calles:

Toledo

A solo 50 minutos de Madrid se encuentra Toledo, uno de los sitios medievales más visitados de España. Bordeada por el Río Tajo, esta localidad ostenta una riqueza cultural que combina arquitectura y tradiciones judías, cristianas y árabes.

El punto más visible es el Alcázar de Toledo, una fortaleza que sirvió como palacio romano y más tarde fue modificado como un palacio imperial. Toledo también fue el hogar y centro creativo de El Greco, cuya casa-museo es posible visitar actualmente y es famosa por su producción de oro, especialmente con la técnica de damasquinado (incrustaciones de láminas e hilos del metal precioso). Este destino es ideal para un viaje de un día partiendo de la capital española.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2020/02/pueblos_medievales_en_espana_8892_3000x.jpg

San Vicente de la Sonsierra

El punto más alto en el valle del Ebro, la región vitivinícola más conocida de España, es el imponente Castillo de San Vicente de la Sonsierra. Este pueblo medieval es ideal para un viaje en pareja, pues la oferta de restaurantes gourmet, viñedos y bodegas donde se elabora el vino es amplia.

El mirador, el puente que pasa por debajo del Río Ebro y sus calles que asoman al valle son un must. El mejor momento para visitarlo es durante el otoño, cuando el tono rojizo típico de La Rioja domina el paisaje y las actividades de vendimia y cata de vinos están por doquier.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2020/02/san_vicente_de_la_sonsierra_1964_3000x.jpg

Albarracín

Con poco más de mil habitantes, este pueblo amurallado con calles empedradas, pasadizos que se convierten en plazas y atardeceres que quitan el aliento es un destino obligado para quien visita Aragón.

Su oferta turística es cada vez más amplia, hoteles boutique que ofrecen vistas a la sierra y el río Guadalaviar y un restaurante galardonado con una estrella Michelin, la Sierra de Albarracín es un destino idóneo para un viaje romántico o bien, practicar escalada y otros deportes extremos.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2020/02/albarracin_espana_medieval_4874_3000x.jpg

Santillana del Mar

Un poblado feudal con un centro urbano solo accesible a pie, mientra que en la Plaza Mayor decorada con motivos florales, arcos de medio punto, farolas antiguas y puertas de las que cuelgan letreros medievales conviven restaurantes y boutiques que cierran al caer la noche: todo esto forma parte de Santillana del Mar, un pueblo cantábrico que conserva su traza original de la Edad Media.

A media hora de Santander, es un destino ideal para conocer arquitectura románica, como el Claustro de la Colegiata. En esta localidad también se encuentra el complejo de Cuevas de Altamira, una de las primeras expresiones artísticas de las que se tenga registro y el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2020/02/santillana_del_mar_8487_3000x.jpg

Ronda

El Puente Nuevo, que pasa por encima del Tajo de Ronda y une el casco antiguo con la ciudad a través de un mirador es apenas el primer acercamiento a la historia medieval que ofrece Ronda. Ubicada en lo alto de una colina, esta localidad ofrece vistas panorámicas con edificios de arquitectura mudéjar que dan cuenta de la riqueza cultural de España.

La Puerta de Almocábar y el Palacio Mondragón, además de los Baños Árabes son los principales atractivos en la ciudad vieja, donde las noches de flamenco y los bares de tapas con vinos de la región complementan la oferta turística de este destino ubicado en la Costa del Sol andaluza.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2020/02/ronda_3584_3000x.jpg

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes