Descubre los detalles arquitectónicos de la iglesia donde se realizará la boda real
El Príncipe Harry y Meghan Markle eligieron la tradicional capilla de St. George, una joya de la arquitectura gótica inglesa.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/20/descubre_arquitectura_st_george_boda_real_7090_615x.jpg

Una boda real exige un recinto a la altura. Y para su enlace, el Príncipe Harry y la actriz Meghan Markle optaron por la capilla de St. George del Castillo de Windsor, considerada un hito de la arquitectura gótica inglesa.

Vinculada a la historia de la realeza, su construcción inició en 1475 por órdenes de Eduardo IV y se concluyó más de cinco décadas después, en 1528, bajo el mandato de Enrique VIII. El íntimo cuidado y precisión en sus trazos rectos la han posicionado como una de las joyas arquitectónicas más sobresalientes del periodo del gótico perpendicular que se desarrolló en Reino Unido.
 

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/20/descubre_arquitectura_st_george_boda_real_2607_1365x.jpg

Los cerca de 600 invitados que acudirán a la ceremonia religiosa podrán admirar los interiores de este edificio que incluyen vastos vitrales y ventanales que rinden homenaje a otras figuras de la aristocracia inglesa como Sir Reginald Bray, Eduardo IV y Enrique VIII.

Su bóveda de crucería o nervada, sus piedras elaboradamente talladas y sus cristaleras la convierten en uno de los mejores ejemplos de su estilo en Inglaterra.

En el exterior se encuentran 76 esculturas de las bestias de la reina, que representan los 14 animales heráldicos, incluyendo el león de Inglaterra, el dragón rojo de Gales y el halcón plateado de York. La iglesia conserva una puerta original de mediados del siglo XIII, que sólo utiliza la familia real cuando asiste a servicios religiosos.