• Lugares
  • AD para JW Marriott
  • 19|10|2018

Cocina artística, colorida y divertida

El secreto de cada platillo es el toque personal que se imprime durante su preparación.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/43/cocina_artistica_colorida_y_divertida_9074_615x.jpg

Como cualquier obra de arquitecura, diseño e ingeniería, el trabajo dentro de la cocina y los restaurantes requiere planificación, cálculos minuciosos, atención en los detalles, conocimientos técnicos y una coordinación impecable, entre muchas otras importantes tareas.

Un Chef Ejecutivo requiere de formación, caracter y una serie de atributos particulares que impulsarán su carrera y le permitirán hacerse de un lugar en panorama local e internacional. Pero sobre todo necesita pasión por su profesión y desarrollar un toque personal que le distinga entre sus colegas de profesión.

Estas cualidades en armonía con el 'Toque JW' hacen que JW Marriott no solo cuenta con la mejor oferta gastronómica, sino con un extraordinario equipo de chefs que aprovechan la riqueza del destino para crear magnificas experiencias culinarias. Tal es el caso de Ciro Mejía, Chef Ejecutivo de JW Marriott Hotel Mexico City.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/42/el_arte_de_los_detalles_1_8385_3000x.jpg
  • ¿Cómo llegaste a los fogones?

Fueron una serie de coincidencias. Yo tenía un hermano que trabajaba en el ramo hotelero y me gustaba mucho ir a visitarlo, ver el movimiento de la cocina, los chefs trabajando y eso me llamó mucho la atención. Empecé a comprar libros, me llevé algunas recetas de los chefs, intenté hacer algo en casa. Vi que tenía potencial para eso y dije ¡creo que de aquí soy! Me enamoré de la cocina.

  • ¿Qué gastronomía regional es tu favorita?

Me encanta la cocina mexicana en general, pero mi favorita es la gastronomía de Puebla.

  • ¿Cómo definirías tu cocina?

La defino como una cocina artística, colorida, divertida. Una cocina que de solo verla se te antoja. De la vista nace el amor.

  • ¿Cuáles son tus cuatro ingredientes favoritos?

Soy fanático del cilantro. Entre las proteínas me encanta el salmón, lo uso mucho en mis recetas. Luego el romero y también el limón.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/42/el_arte_de_los_detalles_2_949_3000x.jpg
  • ¿Cuál es tu toque especial en lo que haces?

El toque especial es el toque mágico. Cuando estás terminando un plato, es el momento en que le pones el aderezo, le echas la salsa o cortas un trozo de carne. Porque al principio del proceso no hay tanto encanto. Es como con un pintor: al principio son solo brochazos, lo último es lo que le da el toque especial. Mi toque especial son los detalles.

  • ¿Qué es la cocina para ti?

Es algo alegre, donde el equipo se une, como en una escuela o una iglesia. En la escuela los alumnos trabajan juntos, son creativos, hay alguien que los dirige, el maestro, que en este caso soy yo, que los dirijo, trabajo con ellos. Como una iglesia porque todos tienen el mismo fin, el mismo compromiso, todos trabajan con el corazón. En la cocina te ríes, gritas, aprendes, compartes. La cocina es mi vida, pues. Y pienso que, si haces lo que te gusta, eso se contagia al equipo.

  • ¿Qué haces para ser cada día mejor?

Uno aprende de sus errores. Si algo no me salió bien, al día siguiente tengo que hacerlo mejor. Si veo que los platos no llegan vacíos a la máquina lavaloza, que no se lo comieron todo, investigo el porqué. Pregunto a la gente del servicio qué pasó, qué escucharon, qué vieron. Y con esa información trabajo, modifico, si tengo que volver a hacerlo, lo hago, rectifico. Así voy cambiando y saliendo adelante. Son los retos del día a día. Hay que pensar que, si hoy fui bueno, mañana tengo que ser aún mejor.

  • ¿Qué admiras del equipo JW Marriott?

Los asociados que trabajan en JW Marriott admiro la lealtad, son todos muy leales y entregados, les gusta lo que hacen, se enamoran de su trabajo. Es admirable ver cómo disfrutamos de las sonrisas de nuestros huéspedes, nos encanta verlos contentos. Es admirable cómo el equipo de JW Marriott logra que los huéspedes sean felices. Cada quién hace su parte: el que le da la llave, el que lo acompaña a la habitación, el que limpia... Pero al final del día todos tenemos la misma línea y buscamos la misma meta: brindarles una experiencia grata e inolvidable a nuestros huéspedes.