Guía de viajes para celebrar día de muertos

Descubre las costumbres y tradiciones de algunas de las festividades más célebres de día de muertos a lo largo de México.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/44/guia_viajes_celebracion_dia_de_muertos_4311_615x.jpg

No sólo en la capital mexicana se llevan a cabo los festejos más grandes de día de muertos, pues a lo largo y ancho de México existen zonas donde las celebraciones alrededor de esta fecha son famosas debido a su contexto cultural.

Entre flores de cempasúchil, pan de muerto, incienso, calaveritas de azúcar y otra parafernalia, en estos sitios se celebra la vida y la muerte con gran jubilo.

Descubre los 5 festejos de día de muertos que ningún viajero curioso se puede perder.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Rincones de México (@rincones.mex) on

Michoacán
En el estado de Michoacán suceden diversas celebraciones de día de muertos, siendo las más populares las que acontecen en Pátzcuaro, Janitzio, Tzintzuntzan y Zirahuén.
La fiesta comienza en la isla de Janitzio donde los habitantes preparan los alimentos que se colocarán en el altar de muertos. De acuerdo con las tradiciones purépechas, las almas de los muertos vuelan como mariposas monarcas sobre el Lago de Pátzcuaro, donde al caer la noche, los pescadores extienden sus redes de mariposa y cruzan hacia el panteón de Tzirumútaro iluminando el camino con veladoras.
Cuando la procesión arriba en el panteón, se colocan los altares sobre las tumbas y da inicio la velada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Samantha Cornejo (@sammy_corny) on

Mixquic, Ciudad de México
Ubicado en San Andrés, pueblo mágico de la delegación Tláhuac, Mixquic es uno de los sitios emblemáticos durante la celebración de día de muertos.
En el panteón de esta localidad se lleva a cabo la tradicional alumbrada (actividad donde se apagan todas las luces eléctricas y sólo la luz producida por las veladoras y los cirios iluminan el sitio) donde los habitantes visitan las tumbas de sus familiares fallecidos y las limpian y adornan con los elementos típicos de un altar de muertos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Dacanni (@dacanni) on

Oaxaca
Además de la tradicional visita al panteón, en Oaxaca se llevan a cabo comparsas y muerteadas. Ambas celebraciones consisten en salir a las calles a celebrar la visita de los familiares muertos. En la primera se trata de un carnaval donde la gente participa disfrazada de algún personaje proveniente del imaginario de día de muertos, al finalizar se presenta una obra de teatro.
La muerteada, a diferencia de la comparsa, sucede en fechas establecidas en este caso el 1 y 8 de noviembre, y los versos cantados durante este festival son diferentes a los de la comparsa.
Finalmente, el día de muertos, se organiza un mega festival donde la muerteada y la comparsa se fusionan y culmina en el panteón.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Farm To Table (@farmtotabletulum) on

Mérida, Yucatán
En la capital yucateca, la celebración de día de muertos cuenta con varias connotaciones de la cultura maya. Coloquialmente a este festejo se le conoce como Hanal Pixán.
Esta celebración suele durar 7 días y una de los eventos más representativos es el “Paseo de las Ánimas” en donde los familiares de los difuntos caminan desde el cementerio general hasta el arco de San Juan.
Durante estos días, se colocan altares con comida tradicional yucateca y se posan sobre un mantel blanco o negro, dependiendo del comportamiento que el difunto tuvo en vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Alejandro Galán (@alexgalans) on

Huasteca Potosina, San Luis Potosí
En la huasteca potosina se lleva a cabo una celebración denominada “Xantolo”. Durante este festejo se llevan a cabo desfiles, bailes y actividades culturales en plazas y panteones.
El 1 de noviembre, día de todos los santos, se velan los altares con rezos y alabanzas durante toda la noche mientras que los teenek (comunidad indígena de la región) acompaña a los participantes con música y danzas.
El 2 de noviembre, día de los fieles difuntos, los altares se llevan al panteón para adornar las tumbas.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.