• Lugares
  • Gabriela Estrada
  • 14|11|2018
Un hotel inspirado en el surrealismo mágico mexicano
Diseñado por Germán Velasco, Pug Seal Tennyson es un lugar para enamorarte de los colores de México.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/46/pugseal_3440_615x.jpg

Arquitectura: IZB

Interiorismo: Germán Velasco Arquitectos

En una casona de los años 40 de estilo neobarroco se encuentra el atrevido hotel Pug Seal Tennyson, ubicado en Polanco, en la Ciudad de México. El concepto extrovertido y cautivante del espacio surgió a partir de la exploración del entorno, la historia y las raíces del sitio realizada por el arquitecto e interiorista Germán Velasco. “Tiene mucho que ver mi historia personal al ir a visitar a mis abuelos y vivir la experiencia de Polanco; esta fue mi inspiración”, afirmó.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/46/pugseal_7052_1365x.jpg
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/46/pugseal_1156_1800x.jpg

“La casa resguarda muchas décadas de historias, recuerdos, emociones y sensaciones”. Germán retomó esa nostalgia de antaño para contar la historia de Pug Seal Tennyson. Cada una de las once suites del hotel posee el nombre de un sentimiento y un color predominante —verde, azul, morado, palo de rosa o vino—, todas con cancelería, accesorios y lámparas en amarillo tráfico. “El lobby cuenta con un terrazo original color rosa, el cual se había decidido no cambiar; por ello se pintó de esta tonalidad todo el espacio, integrando el material y haciéndolo parte del diseño… de otra manera hubiera contado demasiado”. Por otro lado, la ya famosa fachada del hotel rompe con todas las viviendas de los alrededores.

Aires hygge en la Ciudad de México.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/46/pugseal_5874_1365x.jpg

Al observar los azulejos de talavera que adornan el patio, Velasco optó por un azul intenso para pintar el exterior de la casona. “Creo que la misma casa nos pidió resaltar ciertas cualidades, y el color las enfatiza, puede hacerlas más o menos evidentes, las mimetiza o las complementa”.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/46/pugseal_9701_1800x.jpg
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/46/pugseal_4873_1365x.jpg

Germán logró un espacio casi surrealista. En el lobby cuelga un par de columpios sobre una alfombra de pétalos de rosas rojas de tela: “los viví toda mi infancia en el parque de Polanco, sobre los pétalos, es algo inesperado”. Asimismo, en el patio —ahora la sala— se encuentra dentro de una caja de espejos el gran candil que adornaba el vestíbulo. “Cuando el candil se encuentra apagado no se ve, y cuando se prende aparece como por arte de magia”. En las habitaciones, detrás de un espejo redondo se encuentra la televisión que, al igual que el candil, se descubre al ser encendida. “Quería que fueran experiencias que hablaran de México sorprendiendo a los visitantes”.

Un hotel de lujo en medio de la jungla de Tulum.

 

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe a tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.