• Lugares
  • Gabriela Estrada
  • 02|08|2019

Un restaurante japonés de filosofía healthy en Valencia

Masquespacio consiguió imprimir su alma española en Kento.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/31/kento_restaurante__9130_615x.jpg

INTERIORISMO: MASQUESPACIO

En el efervescente centro de Valencia, un local con techos altos y grandes escaparates frente a la calle se impregnó de color para dar vida al nuevo Kento, un original concepto de comida asiática, fresca y saludable.

La tarea de diseñar el espacio que plasmara la filosofía healthy food de Kento no era para cualquiera, se trataba del proyecto ideal para el dúo que está conquistando a los design lovers por su atrevido mix de colores, materiales y formas, con una armonía que sólo ellos saben conseguir: Ana Milena Hernández Palacios y Christophe Penasse, fundadores de Masquespacio.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/31/kento_valencia_8316_2275x.jpg

(Leer más: Villa Azur, un espacio para la alta cocina en Polanco)

No es la primera vez que este par de creativos concibe un espacio para Kento, pero este tercer local se trataba del más grande. Ana Milena y Christophe usaron a su favor la arquitectura del sitio, su fachada acristalada y cubiertas altas, y partiendo desde sus cualidades, propusieron una fantástica caja de color
que irradia su energía hasta el exterior, a través de los ventanales. Asimismo, utilizaron un espejo para crear un efecto infinito en el techo, y orientaron las zonas de comer hacia el exterior, ofreciendo a los comensales vistas sin interrupciones hacia la calle.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/31/kento_restaurante_valencia__3669_2275x.jpg

En cuanto a los materiales, optaron por azulejos gresite de color gris para los suelos y algunas paredes. Éstos se combinaron con el verde metalizado y el morado del mobiliario —sello de Kento—, para crear un pop de color a lo largo del espacio. Añadiendo listones semicirculares de madera en las paredes (que rememoran a los bosques de bambú), reforzaron la inspiración japonesa del lugar. Además, la barra con un tejado evoca a los puestos ambulantes en Japón, y deja de manifiesto que la fusión entre la gastronomía nipona de Kento y el diseño español de Masquespacio se traduce en un concepto único, vibrante e hipnótico. 

(Leer más: Burleigh Pavilion, Vibras costeras en un destino culinario en Australia)