• Lugares
  • Redacción HUB México
  • 06|09|2018
Esrawe Studio fusiona diseño y arquitectura en el nuevo bar del Auditorio Nacional
La creación de este espacio social por el estudio de Héctor Esrawe, lo convierte en el nuevo hotspot obligado del icónico recinto.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/36/esrawe_6459_615x.jpg

El Auditorio Nacional, obra de Teodoro González de León y Abraham Zabludowsky, es uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura mexicana de finales del siglo XX. Su carácter monumental se debe al concreto martelineado y las transiciones entre espacios que generan un diálogo con la avenida aledaña, Paseo de la Reforma.

Por ello, cualquier intervención en su interior requiere un toque de audacia y sensibilidad a los materiales y el diseño original, para poder mantener el espíritu brutalista de la obra. Ese balance lo ha conseguido Esrawe Studio de Héctor Esrawe, en la creación del nuevo bar del recinto.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/36/esrawe_2338_1365x.jpg
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/36/esrawe_7356_1800x.jpg

El sitio para disfrutar de una coctlería exclusiva es elegante, repleto de una geometría dinámica y de una paleta cromática neutra. Estos elementos crean un balance con su ubicación, debajo de la icónica escalera del auditorio, en medio de dos potentes columnas circulares, lo que le confiere una presencia absoluta en el magnífico recinto cultural.

Esrawe apostó por tres elementos con el propósito de destacar la barra como el eje del diseño. El primero, es un plafón de cerámica esmaltada que, al forrar el techo curvo en el que se ubica el bar, sirve como una nueva cubierta llena de movimiento gracias a la textura de líneas. Además, acompañan delgadas lámparas verticales, que continúan con esta idea.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2018/36/esrawe_7763_1800x.jpg

El segundo, es la cubierta de la barra que consiste en paneles de concreto estriado y entintado. Para crear una atmósfera seductora se incluyeron placas de latón que refleja la luz y le aporta dinamismo al lugar. El último elemento es un sistema de estantería que fue realizado con latón para darle un remate visual a la zona y acentuar la iluminación.

De acuerdo con el Studio, “la intervención confiere un carácter atemporal, sofisticado, cálido y sereno”. Estas cualidades lo convierten en una parada obligada para pasar entre amigos antes del espectáculo principal en el Auditorio Nacional.

esrawe.com

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe a tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.