• Lugares
  • Alyssa Giacobbe
  • 03|04|2019
Te decimos por qué Perú puede ser el destino más sostenible del mundo
A pesar del explosivo desarrollo inmobiliario del país, las medidas de diseño que siguen aseguran un punto medio con la ecología.
https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/14/peru_7666_615x.jpg

Cuando el arquitecto chileno José Cruz Ovalle se dispuso a diseñar la primera propiedad del grupo hotelero sudamericano Explora fuera de Chile, Explora Valle Sagrado en el Valle Sagrado de Perú, supo que sería uno de sus proyectos más desafiantes hasta la fecha. Por un lado, la propiedad, enclavada en un estrecho valle andino, era increíblemente difícil de acceder. Por otro lado, el área tenía un gran valor arquitectónico, salpicado de antiguas murallas incas, terrazas centenarias de maíz y quinua y estructuras que habían perdurado desde la colonización española del Perú en la década de 1500.

 

Por eso, todo lo que Ovalle diseñó tendría que satisfacer los requisitos de construcción sostenible establecidos por el Instituto Nacional de Cultura del Perú. Perú ha experimentado una oleada de desarrollo en los últimos años, pero el país y los que trabajan allí están tomando medidas cuidadosas para asegurarse de que se haga con integridad. Esto está en línea con otras iniciativas de preservación que incluyen nuevas restricciones para visitar Machu Picchu, para así ayudar a proteger el sitio de los daños causados ​​por años de tránsito peatonal y exploración fuera de ruta, y las medidas para proteger al 50 por ciento del país que todavía está cubierto en la selva tropical. De hecho, Perú es la única nación en el mundo que acierta con lo que el Worldwatch Institute llama "el punto dulce de la sostenibilidad", con altos niveles de desarrollo humano y uso de recursos ecológicamente sostenibles. La alta taza de sostenibilidad de Perú y la retención de técnicas tradicionales, han atraído a la multitud de la moda: Perú es el hogar del 80 por ciento de la población mundial de alpaca, conocidas por ser eco-amigables. Marcas como Isabel Marant, Rachel Comey, Ulla Johnson y Stella McCartney han incorporado la alpaca en sus colecciones y han utilizado trabajadores peruanos para tejer a mano.

Leer más: Souvenirs que NO DEBES traer a casa después de las vacaciones.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Federica Bresin (@fedebre) el

En el caso de Explora, trabajar dentro de los lineamientos del NICP significaba establecer inclinaciones exteriores para cumplir con los ángulos mínimos y máximos, garantizar que los edificios no interfirieran con la vegetación existente y recurrir casi exclusivamente a materiales andinos locales, como piedra, madera, baldosas y barro. Ovalle dice que estas limitaciones no fueron un obstáculo, sino una inspiración. "La concepción de la arquitectura del hotel no pretendía trabajar alrededor de la prominencia histórica, sino, por el contrario, entrar en resonancia con ella", dice el arquitecto. "Los incas creían en la importancia de conectar lo horizontal con lo vertical; para acomodarse, Ovalle situó el hotel en un ángulo preciso entre la inclinación de una colina y los extensos campos de maíz y quinua. En todo momento, los pasillos reflejan el ritmo de las terrazas incas, para que las montañas estén siempre a la vista, sin importar dónde se encuentre. El uso de materiales opacos para construir, mientras tanto, aseguró que la arquitectura del hotel, dice Ovalle, "no explota, sino que se sienta dócilmente en el entorno".

Leer más: La guía foodie por Oaxaca, todo lo que hay que comer y beber.

https://cdn.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/14/peru_9231_3000x.jpg

Abundan ejemplos similares de diseño ambientalmente cohesivo, desde el Museo de Sitio Julio C. Tello, de concreto pigmentado en rojo, de baja altitud, en la Reserva Nacional de Paracas en Perú, diseñado por la firma con sede en Lima, Barclay & Crousse, hasta el nuevo restaurante Mil Centro de Estudio Rafael Freyre, construido en el borde del histórico Complejo Arqueológico de Moray en el Valle Sagrado, alrededor de un árbol de queñua andino en peligro de extinción, que utiliza piedra local y adobe. (De acuerdo con el espíritu arquitectónico, el restaurante también cultiva gran parte de sus ingredientes en el lugar.) Al diseñar Inkaterra La Casona en Cuzco, en un terreno que una vez sirvió como campo de entrenamiento para un ejército inca, la diseñadora peruana Denise Guislain-Koechlin trabajó dentro de las pautas del NICP para conservar la mayor parte de lo que había sido una mansión del siglo XVI, reparando cimientos, paredes agrietadas y techos a dos aguas, y restaurando puertas, ventanas y balcones de madera originales, principalmente a mano. Los interiores fueron decorados con artesanías coloniales precolombinas y españolas procedentes de todo el Perú.

Leer más: Las 10 obras imprescindibles del Museo del Prado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por The G List (@g_the_list) el

Con todo esto el resto del mundo debería tomar nota. A fines del año pasado, Sandra Barclay y Jean-Pierre Crousse, de Barclay & Crousse, fueron galardonadas con el premio Mies Crown Hall Americas del Instituto de Tecnología de Illinois por su fragmentado Edificio E de hormigón con textura de madera en la Universidad de Piura, en el norte de Perú, y este semestre, la pareja está enseñando un curso de estudio de diseño avanzado en la Escuela de Arquitectura de Yale. Sus obras, tal como lo describen, tratan de trabajar con lo que tienen sin dejar que esto te limite: los techos en voladizo y las paredes perforadas se inspiran en el diseño inca para evitar que la luz solar sobrecaliente los edificios; las pasarelas, rampas, pasillos y jardines en forma de laberinto siguen un enfoque vernáculo para fomentar la luz, la ventilación y los encuentros improvisados. "[La atención] le ha dado a los arquitectos peruanos la confianza de hacer un trabajo de mejor calidad", al tiempo que pone a Perú con firmeza", dice Crousse, "de nuevo en el mapa arquitectónico".

Texto publicado originalmente en AD US.

Leer más: Chapultepec se convertirá en el “centro artístico-cultural más grande del mundo”.

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes.