Diseño de Hoteles

Finalistas Iconos del Diseño 2019.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/43/hotel_solaz__7813_615x.jpg

Live Aqua Urban Resort por AoMA Studio (San Miguel de Allende)

Diseñado con el propósito de ser un edificio artefacto en dialogo con la herencia cultural de San Miguel de Allende. Sobre una estructura existente en abandono, inspirada en la hacienda mexicana, se imprimió un lenguaje moderno de arquitectura, a través de nuevos volúmenes con calidad estética fiel a lo esencial de la ciudad y su entorno.

La entrada, una plaza–galería, integra el desarrollo con el tejido urbano. Patios y plazas albergan diferentes amenidades, restaurantes, mezcalería, spa subterráneo, salones de eventos y alberca.

El paisaje se traduce en las texturas de los materiales y los volúmenes, creando carácter emocional de espacios. El límite entre la intervención y el paisaje se difumina por la amplia colección de cácteas endémicas de la región.  

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/43/live_aqua_hotel__1777_3000x.jpg

Solaz Los Cabos por Sordo Madaleno Arquitectos (San José del Cabo)

A partir de la topografía natural del terreno, se decidió conformar tres grandes terrazas curvas, albergando habitaciones en el costado poniente.

El nivel de acceso se ubica dentro del edificio principal. Este edificio con gran plasticidad y movimiento orgánico está compuesto por tres niveles de bloques sobrepuestos. Cada bloque tiene dos niveles, formando un total de seis y aloja habitaciones.

La volumetría muestra el concepto de integración con el contexto, y el movimiento de sus cuerpos genera la posibilidad de mejores vistas, otorgando un carácter tectónico al desarrollo.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/43/solaz_los_cabos_5498_3000x.jpg

The Cape a Thompson Hotel por JSA Arquitectura (Cabo San Lucas)

El contraste entre la vegetación tropical de los arroyos y el paisaje desértico de las montañas crean una experiencia impactante. Cuenta con una estructura de concreto negro, inspirado en el color oscuro de las rocas donde rompen las olas en la bahía, que hace el efecto de una “cámara oscura”, un marco para el paisaje.

Las habitaciones están sobre esta estructura y coronando al edificio hay un bar al aire libre con vistas al cabo, el arco y la ciudad.

La forma natural del terreno lleva hacia la playa a través de un recorrido de terrazas y miradores creando una rica narrativa espacial. Escondido detrás y abajo del edificio se encuentra el spa al seguir una secuencia de pasillos oscuros que fomentan la calma y relajación y que dirigen a una experiencia íntima donde lo único que se escucha es el sonido del mar.

https://cdn2.admexico.mx/uploads/images/thumbs/mx/ad/1/s/2019/43/the_cape_hotel_6672_3000x.jpg

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las últimas noticias de diseño, arquitectura, arte, cultura y viajes